Disputa por Morena: Congreso de Luján tumba a Polevnsky

Congresistas eligen al diputado como presidente interino de ese partido; lo será por 3 o 4 meses, aclara Bertha Luján; Yeidckol desconoce designación y exhibe apoyo de comités estatales; esperan que conflicto acabe de nuevo en tribunales.

En votación a mano alzada, congresistas estatales que acudieron al Congreso Nacional Extraordinario de Morena, convocado por la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján, nombraron al diputado federal Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente nacional interino, en sustitución de Yeidckol Polevnsky, quien no estuvo presente en el encuentro.

“Es el único candidato y queda aprobado por amplia mayoría (…) dirigirá a Morena por un periodo de tres o cuatro meses en lo que se resuelve la sentencia del Tribunal Electoral”, dijo Luján, luego de someter la propuesta a votación.

Tras el aplauso de los asistentes, Ramírez Cuéllar tomó la palabra: “Si tienen a bien elegirme pediré licencia. La Cuarta Transformación requiere un partido fuerte, lo podemos hacer y es una lucha que vale la pena dar”.

El dato. Entre los cargos renovados del CEN están las secretarías de Organización, Comunicación, Formación Política, Indígenas, Diversidad, Estudios, Producción y Mexicanos en el Exterior.
“Afortunadamente la mía es una presidencia que sale con mucha fuerza, creo que es el respaldo de absolutamente todos los sectores del partido… Ya hay un nuevo presidente, soy yo; ella (Polevnsky), se queda como secretaria general, yo la invito”

El congreso se realizó con un quorum de mil 310 asistentes, alcanzando apenas el mínimo requerido de mil 300 congresistas. Previo a la celebración de dicho acto, la convocatoria ya tenía 26 impugnaciones por parte de militantes afines a Polevnsky y a Alejandro Rojas Díaz Durán.

Al respecto, Luján advirtió que los militantes opositores a su movimiento “buscarán crear una ruta jurídica para impedir que nos anulen el Congreso Nacional que estamos llevando a cabo”.

“Fue un excelente ejercicio democrático con una amplia participación de todas las entidades de la república; creo que es un paso adelante en la reorganización que necesita nuesto partido”

Por ello, pidió a los asistentes permanecer unidos, pues aseguró que, aunque las decisiones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) son “políticamente cuestionables”, son inatacables “y nos dejan sin ningún recurso jurídico para podernos defender”.

“Necesitamos movilizarnos y hacer presión para que el Tribunal deje de emitir impugnaciones políticamente cuestionables, porque el hecho de buscar hasta debajo de las piedras un motivo para cancelarlo tiene que ver con el dolo, y tiene que ver con una intervención interina”, aseveró desde la tribuna.

En su oportunidad, Héctor Díaz Polanco, presidente de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, también criticó las decisiones tomadas por el TEPJF, además de argumentar que no hay razón para posponer la renovación de los órganos de dirección.

“La cuarta Transformación requiere un partido fuerte, cercano al Presidente de la República”

“Se cuentan con las condiciones para poder llevar a cabo el proceso a la par de la reafiliación y credencialización. Si el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) se pone a trabajar, en 3 o 4 meses se puede proceder a la renovación sin mayor problemática”, puntualizó.

Además de elegir la presidencia nacional interina de Morena, se determinó que Polensky permanezca en el cargo de secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), igual que otros 10 integrantes del CEN, “quienes quedan ratificados hasta que se realice el Congreso Nacional Ordinario más o menos en abril cuando ya se votarán todos los cargos de manera definitiva”. Asimismo, fueron electos 10 cargos más del CEN, que quedaron vacantes tras las elecciones de 2018.

“El Comité Ejecutivo Nacional, es el único órgano de dirección de Morena que puede establecer los lineamientos para el cambio de dirigencia de nuestro partido”

Asimismo, se acordó un plazo de cuatro meses para renovar de forma definitiva a las dirigencias de Morena.

Finalmente, se determinó que el proceso electoral interno se llevará a cabo conforme lo marcan los estatutos del partido, es decir, a través de asambleas.

La Razón

Comentarios