Las trampas más sonadas en la historia del deporte

La ambición por ganar en el deporte han hecho que atletas y equipos busquen subir al podio a costa de situaciones ilegales.

Las trampas en el deporte no son nuevas y desde hace décadas se ha averiguado la manera de ganar inmerecidamente los logros más anhelados por aquellos que practican la disciplina en turno. Desde artimañas en solitario hasta colectivas han ensombrecido grandes hazañas que se consiguieron en su momento como la Serie Mundial de 2017 ganada por los Astros.

El concepto de la trampa en una competencia se ha discutido por muchos frentes en los que se ha dado voz a diversas voces.

Desde los que consideran que es astucia, hasta aquellos que creen que es lo peor, ya que atenta contra el espíritu de competencia.

No hay discusión, existen sociedades con más profesionalidad en el deporte que otras y poner a todas de acuerdo sería imposible.

Ahora te presentamos algunos de los casos más sonados a través de la historia por hacer trampa. Algunos que seguro te sorprenderán por los alcances que tuvieron.

Puños de yeso
En 1983, el púgil boricua Luis Resto ganó el combate que sostuvo ante Billy Collins Jr. por nocaut técnico. Las heridas de Collins resultaron muy graves para un encuentro entre pesos ligeros, por lo que se investigó a Resto y se encontró que había usado yeso en los vendajes.

En 2008, se llevó a cabo la pelea entre Antonio Margarito y Miguel Cotto por el título de los welter de la AMB. El mexicano ganó por un nocaut técnico en el 11° asalto para convertirse ne campeón y quitarle el invicto al boricua; sin embargo, en su siguiente pelea ante Shane Mosley perdió y fue descubierto por usar yeso en el vendaje.

Descaro total
Uno de los casos más repudiados fue el que protagonizó la Selección de España de basquetbol con discapacidad intelectual que participó en los Juegos Paralímpicos de Sydney 2000. Ese equipo ganó el oro paralímpico, aunque se les fue removido, debido a que se descubrió una trampa terrible.

Diez de los 12 miembros de la Selección no tenían ningún tipo de discapacidad. La verdad se supo casi de inmediato finalizados los Juegos Paralímpicos. Miembros del equipo tramposo aseguraron que lo hicieron después de que les indicaron que si ganaban, los atletas paralímpicos tendrían más apoyo en el futuro.

Caso antológico
Durante los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, se presentó a competir Dora Ratjen, quien participó en la competencia de salto de altura y se quedó con el cuarto lugar de la competencia. Aunque dos años después despertó las sospechas. Ratjen participó en los Europeos de 1938 implantando un nuevo récord 1.67 m.

Después de esa competencia, Ratjen tomó un tren, pero el maquinista dio aviso a la policía de que un hombre disfrazado de mujer iba a bordo. La policía la detuvo y confesó que era hombre. Al hacerle exámenes médicos se comprobó ese hecho y de que era Hermann Ratjen. Aseveró que fue obligado por el régimen nazi para competir ilegalmente.

Rebasó los límites
Una de las batallas sobre el hielo que superó la rivalidad deportiva y llegó a niveles enfermizos fue la de Nancy Kerrigan y Tonya Hardigan. Ambas eran patinadoras artísticas y se disputaron por años ser la número uno del mundo. El odio deportivo se salió de las manos.

Después de una práctica el 6 de enero de 1994, Nancy Kerrigan fue atacada por un hombre que le rompió la pierna y la alejó por varios meses de la actividad física. Se descubrió que el esposo de su contrincante contrató a un tipo para que lo hiciera, por lo que Tonya Hardigan fue suspendida de por vida.

Cachirules: la oportunidad perdida
Previo a la Copa del Mundo de Italia 90, se suscitó la polémica más grave en la historia del deporte mexicano. La Selección Mexicana Sub-20 alineó a jugadores que pasaban el límite de edad en las eliminatorias para clasificarse al Mundial de la especialidad de 1989. Se descubrió la trampa y la Concacaf descalificó al Tri y lo suspendió por dos años de cualquier competencia. La FIFA respaldó la sanción y México no pudo ir a Italia 90, torneo en donde Hugo Sánchez habría llegado en el punto más alto de su carrera.

OTRAS TRAMPAS MUY SONADAS

NOMBRE CASO
Lance Armstrong se dopó sostenidamente para ganar siete veces el Tour de Francia, y al final le retiraron los trofeos
Diego Maradona la famosa Mano de Dios con la que metió gol a Inglaterra en el Mundial de México 86 fue es estigma que cargó toda su vida.

24 HORAS

Comentarios