Monreal recula en intento de limitar Ley de Amparo

El coordinador del grupo parlamentario de Morena, Ricardo Monreal, echó abajo su propuesta para reformar la Constitución y la Ley Federal de Amparo con el propósito de evitar que obras públicas, “que representan un beneficio para la sociedad”, sean frenadas por amparos.

“Había preparado iniciativas para reformar la Ley de Amparo, que fueron reseñadas en días pasados por distintos medios; luego de conversar con colectivos y especialistas, decidí no presentarlas, para buscar un proyecto consensuado en la materia. Se debe escuchar y aceptar cambios”, informó esta noche el líder de la bancada mayoritaria en el Senado en su cuenta de Twitter.

Había preparado iniciativas para reformar la Ley de Amparo, que fueron reseñadas en días pasados por distintos medios; luego de conversar con colectivos y especialistas, decidí no presentarlas, para buscar un proyecto consensuado en la materia. Se debe escuchar y aceptar cambios.

Apenas ayer, el senador dio a conocer su intención de limitar la ley de amparo para proteger los proyectos del gobierno federal e hizo referencia indirecta a los amparos interpuestos, tanto por comunidades originarias como por el colectivo #NoMásDerroches, en contra de las obras del aeropuerto de operaciones mixtas en Santa Lucía.

Esto al agregar un párrafo al artículo 25 constitucional para plantear que el desarrollo de obra pública e infraestructura en materias de educación, salud, medio ambiente, seguridad pública, seguridad nacional, penitenciaria, comunicaciones, transportes, hidráulica, energética, turística y cualquier otra rama o servicio público que impacten directamente en el bienestar de las personas, así como en el goce y ejercicio de sus derechos humanos, sea considerado de interés social, protegido por la Constitución y las leyes.

Además de la adición de una fracción al artículo 129 de la Ley de Amparo para establecer como una causal de improcedencia cuando se impida o interrumpa la ejecución de obra pública e infraestructura que impacte directamente en el bienestar social.

Sin embargo, su propuesta, que sería presentada ante el Pleno de la Comisión Permanente, provocó una serie de críticas por considerar que atenta contra los derechos humanos.

El ministro en retiro José Ramón Cossío D. publicó en Twitter que la propuesta “es escandalosa. El amparo es un medio de protección de los derechos humanos, con independencia de la naturaleza de los actos de autoridad”.

Mientras que el doctor en derecho Miguel Carbonell señaló que no se debe limitar ni restringir el juicio de amparo porque “es el instrumento por excelencia de defensa de los derechos fundamentales en México”.

Proceso

Comentarios