Top-10 jugadores de la NFL que se retiraron antes de los 30 años de edad

El linebacker estelar de los Carolina Panthers, Luke Kuechly, sacudió a la NFL este martes, anunciando su retiro a la edad de 28 años, convirtiéndose en el más reciente de una larga lista de estelares que dejan el juego por diversas razones antes de los 30.

Aquí te presentamos a los mejores 10 jugadores que se despidieron de la NFL antes de cumplir los 30 años de edad:

1. Jim Brown (29)
Quizás el retiro más sorpresivo en la historia de cualquier deporte, Brown es considerado por muchos el mejor jugador en la historia del fútbol americano profesional. Jugó para los Cleveland Browns de 1957 a 1965, liderando a la NFL en yardas terrestres en todas excepto una de sus temporadas profesionales, la de 1962. Fue elegido nueve veces al Pro Bowl y nombrado ocho veces All-Pro de primer equipo, y en 1966, luego de una temporada en la que había sido designado Jugador Más Valioso de la NFL por tercera ocasión, escribió su carta de renuncia a Art Modell desde el set de la película de “The Dirty Dozen” en Londres, cuando el entonces propietario de los Browns se negó a permitirle reportar tarde con el equipo por sus compromisos con la producción. En ese momento, Brown –quien fue una vez campeón de la NFL, en 1964– prefirió su carrera de actor y la NFL perdió a su mayor estrella. Fue enaltecido al Salón de la Fama en 1971.

2. Gale Sayers (28)
La última temporada de Brown fue también la primera para Sayers, quien deslumbró desde sus primeros años con los Chicago Bears. Cuatro veces elegido al Pro Bowl y cinco veces al primer equipo All-Pro, las lesiones lo limitaron a apenas cuatro partidos en sus últimas dos campañas. “The Kansas Comet” fue enaltecido al Salón de la Fama en 1977, pese a jugar efectivamente solo cinco temporadas de NFL en siete años en la liga, de 1965 a 1971.

3. Rob Gronkowski (29)
“Gronk” arribó a los New England Patriots en la segunda ronda del draft del 2010, convirtiéndose en una figura de alto contraste con el usualmente serio y rígido carácter que el head coach imponía en su equipo. Cinco veces jugador de Pro Bowl y cuatro veces All-Pro de primer equipo, Gronkowski se despidió de la NFL justo después de conquistar su tercer Super Bowl con el club, el del 2018. Fue nombrado entre los mejores alas cerradas en el equipo ideal de todos los tiempos de la liga por su aniversario N° 100, y en el 2014 se ganó el premio al Regreso del Año.

4. Andrew Luck (29)
El quarterback de los Indianapolis Colts llamado a ser el sucesor de Peyton Manning con la franquicia se cansó del ciclo lesión, cirugía, rehabilitación, y se despidió de la NFL durante la pretemporada de la temporada del 2019. Seleccionado primero global por Indy en el draft del 2012, fue elegido para jugar en cuatro Pro Bowls y obtuvo el premio del Regreso del Año en el 2018.

5. Sterling Sharpe (29)
El receptor abierto de los Green Bay Packers –para quienes jugó de 1988 a 1994– empezaba a formar una dupla brillante con el quarterback Brett Favre cuando una lesión en el cuello le obligó a someterse a una cirugía de fusión de vértebras, lo que puso punto final a su trayectoria. En siete campañas, fue elegido cuatro veces al Pro Bowl y en tres ocasiones fue designado All-Pro de primer equipo.

6. Kenny Easley (29)
Uno más de los miembros del Salón de la Fama de esta lista, el ex profundo de los Seattle Seahawks jugó en la liga de 1981 a 1987, sumando cinco invitaciones al Pro Bowl y tres nominaciones como All-Pro de primer equipo. El Jugador Defensivo del Año de 1984 debió retirarse debido a una falla renal, la cual se detectó en el examen físico al que se sometió cuando fue canjeado a los entonces Phoenix Cardinals, con quienes nunca jugó.

7. Bo Jackson (28)
El único atleta en la historia en ser nombrado al equipo de estrellas de la NFL y de la MLB, la carrera de Bo Jackson después de obtener el Heisman con la Universidad de Auburn se repartió entre el fútbol americano y el béisbol. Fue elegido primero global por los Tampa Bay Buccaneers en 1986, pero nunca jugó para ellos, acusándolos de haber saboteado su elegibilidad universitaria tras una visita al equipo. Al año siguiente, los Oakland Raiders invirtieron una selección de séptima ronda en él, y lo convencieron de jugar en la NFL una vez que acabara la campaña de Grandes Ligas. En los emparrillados, obtuvo una selección al Pro Bowl en cuatro temporadas, pero una lesión de cadera acabó efectivamente una trayectoria en ascenso, aunque pudo seguir jugando al béisbol por dos años más.

8. Terrell Davis (29)
El corredor de sexta ronda procedente de la Universidad de Georgia le puso latido al corazón de los campeones Denver Broncos en la década de los 1990s. Davis frecuentemente se veía afectado por migrañas, pero fueron lesiones de rodilla las que le pusieron fin a una brillante carrera. Una vez Jugador Más Valioso de la NFL, dos veces Jugador Ofensivo del Año, tres veces elegido al Pro Bowl y tres veces All-Pro de primer equipo, Davis también fue el Jugador Más Valioso del Super Bowl XXXII.

9. Tony Boselli (29)
El primer jugador reclutado en la historia de los Jacksonville Jaguars, el ex estelar de USC fue invitado a cinco Pro Bowls y tres veces designado All-Pro de primer equipo en sus siete campañas con los Jags. Fue elegido como parte del draft de expansión por los Houston Texans en el 2002, pero nunca pudo jugar para el club por lesiones.

10. Barry Foster (26)
Un duro corredor para los Pittsburgh Steelers de los ’90s, Foster llegó a la franquicia en la quinta vuelta del draft de 1990. Para el ’92, ya estaba entre los corredores de élite de la liga, siendo elegido All-Pro e invitado a dos Super Bowls. El “otro Barry”, debió retirarse después de solamente cinco campañas en la liga gracias a las lesiones.

ESPN

Comentarios