Comunidad afro se niega a dar otro mandato a Trump en 2020

Votantes negros rechazan al magnate al ver poco crecimiento en su calidad de vida; sondeos nacionales prevén mayor participación en las urnas para evitar la reelección; también reprochan el discurso racista recurrente.

El sueño para permanecer otros cuatro años en la Casa Blanca luce muy lejano para el presidente Donald Trump, al menos entre los votantes negros, tradicionalmente más inclinados hacia los candidatos y proyectos demócratas, que, a diferencia de otros sectores de la población estadounidense —que elogian la política económica del mandatario republicano— se sienten menos favorecidos a la hora de mirar su lugar en la distribución de la riqueza.

De acuerdo con la encuesta nacional de Third Way y el Centro Conjunto de Estudios Políticos de Estados Unidos, menos de una cuarta parte de los afroamericanos afirma que su situación financiera mejoró en los últimos dos años.

Del 46 por ciento de electores negros sondeados, identificados como demócratas potenciales, 57 por ciento tiene más entusiasmo que en 2016 para votar en los comicios del próximo año, con el objetivo de hacer valer su voz, que rechaza la gestión de Donald Trump.

Incluso cuando aproximadamente un tercio de votantes negros dijo que los vínculos que tienen con el Partido Demócrata son débiles, Third Way descubrió que una pluralidad de todos ellos, el 40 por ciento, aseguró que está motivado para ir a las urnas porque “Donald Trump ha sido un desastre para nuestro país y debemos hacer todo lo posible para botarlo”.

Algunos grupos liberales, como Priorities USA, advierten que sus encuestas ya reflejan el entusiasmo de los afroamericanos, que en gran medida se identifican en las filas de los demócratas.

La segunda respuesta más popular sobre por qué los votantes negros tienen la intención de participar en los comicios de 2020 —llegó al 21 por ciento— es porque “votar es la mejor manera de hacer que se escuche mi voz en el gobierno”.

El 62 por ciento de los encuestados expresó que los demócratas entienden sus vidas, mientras que apenas 13 por ciento anotó lo mismo, pero a favor de Trump y los republicanos.

En las elecciones de 2016, los negros dieron su respaldo abrumador a la candidata demócrata Hillary Clinton, quien superó al magnate con 88 por ciento de los sufragios afroamericanos. Trump, si bien obtuvo un punto más que su antecesor en los comicios, Mitt Romney (quien perdió frente al demócrata Barack Obama), apenas logró 8 por ciento.

Donald Trump tiene la intención de hacer de la economía una pieza central de sus esfuerzos para lograr la reelección; sin embargo, el estudio de Third Way descubrió que sólo 22 por ciento de estadounidenses negros piensa que sus finanzas mejoraron con la actual administración, mientras que 50 por ciento sostiene que se mantuvo igual y 27 por ciento consideró que estaban peor. El 86 por ciento de estadounidenses negros indicó que el costo de vida aumenta más rápido que sus salarios.

Con frecuencia, el mandatario multimillonario presume la caída de la tasa de desempleo entre la comunidad afroamericana, al argumentar que sus políticas han ayudado a su desarrollo económico.

En noviembre pasado, la tasa de desempleo de estadounidenses negros era de 5.5 por ciento, casi tres puntos por debajo de los registros de 2017, cuando el magnate asumió el poder.

Una gran mayoría de votantes negros dice que las relaciones raciales se han deteriorado bajo el gobierno de Trump, y 80 por ciento afirma que la elección del magnate ha hecho que las personas con opiniones racistas tengan un foro más amplio para expresar su odio. El 55 por ciento asegura que enfrenta más racismo en su vida diaria de lo que solía hacerlo.

Si bien el presidente ha condenado los actos de odio contra las minorías, en medio de una crisis de violencia armada, se ha resistido a reprender a los supremacistas blancos, que constituyen su base de apoyo más importante.

La Razón

Comentarios