Esmeralda, otra víctima a la que le arrojaron ácido

Esmeralda Millán es una víctima más de un hombre violento (parejas o exparejas la mayoría) que le arrojó ácido en la cara y parte del cuerpo para deformarla, una de las PEORES FORMAS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. Desafortunadamente este delito no es considerado grave a nivel nacional.

Esmeralda señaló que ella ya no quería vivir con su expareja porque anteriormente vivió mucho maltrato. Agregó que como sus hijos ya estaban más grandes ella no quiso que vieran ese tipo de relación.

Ella le pidió que cada quien siguiera su camino, pero él nunca aceptó eso. Le dijo “vas a ser mía y tienes que regresar conmigo”.

El 2 de diciembre de 2018, Esmeralda “N” y su madre, Verónica “N”, transitaban en inmediaciones de las calles Colmenar y División, del fraccionamiento Misiones de San Francisco, en el municipio de Cuautlancingo en Puebla, cuando fueron interceptadas por su expareja Fidel “N” y otros tres sujetos.

El sujeto le roció ácido provocándole lesiones en rostro, pecho y cuello; la exsuegra también resultó afectada.

Tres meses pasó Esmeralda en el hospital, el ácido le quemó la cara, la córnea de su ojo derecho y le perforó el esófago.

El proceso médico ha sido difícil, pero también volver a la vida normal con sus dos hijos pequeños.

Sus niños se ponen a llorar y le dicen “mami ¿por qué te pasó esto?”

Ella dice que todo es muy duro porque el agresor NUNCA pensó en el daño que les hizo también a los niños.

El agente del Ministerio Público inició una carpeta de investigación en la cual fueron integrados diversos datos de prueba que acreditaron el ilícito y la probable responsabilidad de Fidel “N” de 28 años, por lo que el Juez de Control ordenó su aprehensión.

Durante una audiencia inicial, el MP formuló imputación por tentativa de feminicidio y lesiones, posteriormente el Juez de Control determinó que los elementos de prueba eran suficientes e indicó su vinculación a proceso y le impuso prisión preventiva como medida cautelar.

La mamá de Esmeralda dice estar muy preocupada porque teme que los otros tres agresores de su hija quienes ESTÁN LIBRES, “vayan a rematarla porque saben dónde vive”, detalló.

Las víctimas a las que les han arrojado ácido buscan QUE OTRAS MUJERES TAMBIÉN ALCEN LA VOZ para que este delito sea castigado y clasificado como grave en todo el país.

Comentarios