‘No es fácil conseguir clientes para el avión presidencial’

Por sus dimensiones, costos y modificaciones hechas a medida, es difícil encontrar un comprador para el avión presidencial, reconoció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El avión 787-8 adquirido por el gobierno mexicano para el traslado del presidente y su comitiva fue llevado de la Ciudad de México a Estado Unidos el 4 de diciembre de 2018, apenas tres días después de que López Obrador tomara posesión del cargo.

“Ha llevado tiempo lo del avión presidencial porque se trata de un avión muy grande, costoso, no es fácil conseguir clientes. Estamos hablando de un avión especial que hizo Boeing

“Lo que pasa, lleva tiempo, son procesos lentos y estoy todos los días sobre estos temas”, aseguró López Obrador.

El presidente recordó que la Organización de las Naciones Unidas está apoyando al gobierno de México en el proceso de venta de la aeronave para tener la mayor transparencia posible.

Comentarios