Independentistas catalanes usan derbi para protestar

anifestantes convocados por la plataforma independentista Tsunami Democràtic protestan hoy en los aledaños del estadio de futbol Camp Nou en Barcelona para exigir diálogo al Estado español, con motivo del partido de Liga que enfrentará al FC Barcelona y al Real Madrid.

Algunas calles de la zona han sido cortadas, como la confluencia de Arístides Maillol con Travesera de Gracia, y la rotonda donde confluyen las calles Arístides Maillol y Doctor Marañón, según ha podido comprobar la prensa.

Cerca del estadio, Tsunami colgó una pancarta con el mensaje ‘Cambiemos el estado de las cosas’ y decenas de manifestantes llevan banderolas azules con los lemas de la convocatoria.

Un grupo de una treintena de personas ha recorrido el perímetro del Camp Nou con pelotas hinchables negras y reproducciones de balas de foam de medio metro aproximadamente en señal de protesta por el uso de proyectiles antidisturbios.

Estos manifestantes también llevaban carteles con ojos dibujados -por las lesiones oculares que pueden provocar los proyectiles- y han gritado ‘ 1-O ni olvido ni perdón’ y ‘No merecéis la ‘senyera’ que lleváis’ -en referencia a los Mossos-.

En los alrededores del estadio también hay aficionados que acudieron con horas de antelación, que lucen camisetas y bufandas de su equipo, y algunos también llevan banderas ‘esteladas’.

En un comunicado este miércoles, Tsunami aseguró que a las 20 horas se podrá ver el partido y el mensaje ‘Spain, sit and talk’ -España, siéntate y habla- llegará a todo el mundo, y recomendó a la gente que, como en cualquier partido, lleve radio, agua y bocadillo.

En el comunicado, recuerdan que las acciones de este miércoles, como en todas las de Tsunami, se enmarcan “en la más estricta no violencia”.

El Tsunami es como el agua. Se adapta y adopta ideas”, dijo el movimiento, que animó a los manifestantes a traer una pelota inflable y escribir un mensaje en ella, a partir de una información publicada por el diario ‘La Vanguardia’ en la que aseguraba que la acción que iban a hacer en el campo sería lanzar pelotas inflables.

SEGURIDAD

Los Mossos d’Esquadra, junto a la Guardia Urbana y la seguridad privada del club desplegaron desde temprana hora un dispositivo para garantizar la seguridad en el entorno del estadio, que cuenta con controles y filtros de seguridad y en el que participan antidisturbios, Tedax, Canina, Seguridad Ciudadana e Información.

En total, unos mil Mossos d’Esquadra y 2 mil efectivos de seguridad privada del FC Barcelona fueron desplegados en los alrededores del campo de futbol barcelonés, además de agentes de la Guardia Urbana de Barcelona, y el Ministerio del Interior desplazó efectivos antidisturbios de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

‘GOL AL ESTADO FASCISTA’

Por su parte, el recién creado colectivo Lliri de Foc ha emitido un comunicado en el que ha asegurado que están “preparados para marcar un gol al Estado fascista” y en el que aseguran que nunca estarán contra el diálogo siempre que no incluya a opresores como interlocutores.

En el comunicado, desmienten informaciones que les atribuyen, según ellos erróneamente, actos terroristas y enaltecimiento de la violencia, y piden a los manifestantes protegerse ante “la brutalidad de una policía antidemocrática, radical y fuera de control parlamentario” y aseguran que se defenderán, sin caer en provocaciones, de cualquier agresor.

Porque la libertad y los derechos no se regatean, nos vemos en el Camp Nou para pedir menos sitandtalk y más escuchar al pueblo soberano”, avisan.

Comentarios