Retiros por desempleo registran el crecimiento más alto desde la crisis del 2009

AUMENTARON 21.4% ENTRE ENERO Y NOVIEMBRE

Un número importante de personas ha dejado de cotizar en el IMSS, principalmente, en actividades relacionadas con la industria de la construcción.

Durante los primeros 11 meses del año, los retiros parciales por desempleo que registraron las administradoras de fondos para el retiro (afores) ascendieron a 11,194.3 millones de pesos, lo que significó un aumento de 21.4%, en términos reales y respecto del mismo periodo del 2018.

Es el incremento más alto que se haya registrado desde la crisis financiera del 2009, para un periodo similar. En dicho año, los retiros por desempleo se elevaron en 158.6%, lo que implicó una salida de recursos de las afores por 8,531.3 millones de pesos.

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) informó que si bien no tiene el número de solicitudes que hicieron los trabajadores para obtener el retiro por desempleo, sí registra el número de eventos; es decir, una persona puede retirar su dinero en seis parcialidades y eso se considera como un evento.

De esta manera, en el periodo enero-noviembre se registraron 2 millones 834,500 eventos. La Consar indicó que las afores le reportan los eventos y no el número de solicitudes por desempleo que hacen los trabajadores.

Expertos comentaron que el incremento en los retiros parciales por desempleo es un reflejo de la baja actividad económica que vive el país, en donde no se están generando los incentivos suficientes para que las empresas inviertan y generen empleos.

“Dentro del sector privado se ha tenido una enorme cantidad de personas desempleadas. La cantidad más importante de personas que han dejado de cotizar en el IMSS son personas relacionadas con la industria de la construcción”, expuso Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey.

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en noviembre se crearon 76,228 puestos de trabajo, lo que significó la cifra más baja desde el 2008, considerando sólo noviembre de cada año. Con respecto a noviembre del 2018, implicó una reducción de 25 por ciento.

Si se considera el acumulado enero-noviembre, el IMSS registró 724,287 empleos nuevos, lo que significó una reducción de 30.3%, respecto de los primeros 11 meses del 2018, cuando se registraron 1 millón 39,471 empleos generados.

Tenorio recordó que la fuerte austeridad del actual gobierno también se ha traducido en recortes de plazas laborales dentro de los ramos administrativos como secretarías de Estado y los ramos autónomos. “Es posible que muchas personas lleven varios meses sin un trabajo, con lo que tiene que acudir a su fondo de pensión para sobrellevar la situación”.

Coppel, donde más retiros se registran
De las 10 afores que conforman el mercado, Coppel es la que más retiros por desempleo registró con un total de 2,137.9 millones de pesos, lo que significó un aumento real de 19.9% respecto del 2018.

En tanto, XXI Banorte registró una salida de 1,932.4 millones de pesos, un incremento de 36.6%, respecto a lo que registró en los primeros 11 meses del 2018. Citibanamex reportó retiros por desempleo con un total de 1,925.2 millones de pesos, 1.4% más que el año anterior.

Moisés Pérez Peñaloza, experto en pensiones, comentó que por cada peso que el trabajador retira de su cuenta de afore, es un peso que no tendrá para su pensión. Recordó que, si bien es un derecho poder acceder a este beneficio, el problema es que se descuentan tanto semanas de cotización como dinero de la pensión.

“Si de por sí la tasa de remplazo (porcentaje que recibirá de pensión el trabajador, respecto de su último salario) es baja, si se le sigue quitando dinero a la afore, menor será ese porcentaje”, expresó.

Mencionó que, una vez que el trabajador retire su dinero por desempleo, en el futuro deberá completar las semanas que se le descuentan.

El trabajador puede retirar mínimo 30 días y máximo 90 días de su salario base de cotización. Debe contar con una Certificación de Baja del Trabajador Desempleado del IMSS.

También retiran para casarse
Otro retiro parcial que puede hacer un trabajador que cuenta con una afore es por matrimonio. En enero-noviembre de este año se retiraron 152.1 millones de pesos por este concepto, lo que significó un aumento de 10.4% en términos reales y respecto del mismo periodo del 2018.

Azteca registró por este concepto una salida de 15.9 millones de pesos, un incremento de 54.7%, respecto del 2018; mientras que Coppel reportó una salida de 38.8 millones de pesos, un aumento de 23.3%, respecto a los primeros 11 meses del 2018.

Afores migran con éxito a fondos generacionales: Consar
La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro informó que las administradoras de fondos para el retiro (afores) migraron de manera exitosa a su nuevo régimen de inversión, el cual estará basado en fondos generacionales que les permitirán otorgar un mayor rendimiento a los trabajadores que ahorran para su pensión.

“Con este esquema, los trabajadores podrán aspirar a una mejor inversión de sus ahorros con un enfoque de largo plazo orientado a maximizar el monto de su pensión (…) La tasa de remplazo de los jóvenes que hoy tienen una cuenta individual y de las futuras generaciones tendrá un aumento de entre 2 y 4 puntos porcentuales”, expuso en un comunicado.

Indicó que al nuevo esquema de inversión se transfirieron 3.9 billones de pesos de más de 65 millones de cuentas de trabajadores. Dichos recursos están distribuidos en 10 fondos generacionales.

La Consar destacó que el nuevo esquema de siefores generacionales está diseñado específicamente para producir resultados en términos del ingreso en la etapa del retiro.

“En este régimen al trabajador se le asigna una siefore de acuerdo con su año de nacimiento y permanece en ese vehículo hasta su retiro. La inversión de sus ahorros se irá adecuando dentro del mismo fondo”, refirió.

El Economista

Comentarios