Uso de cigarros electrónicos podría causar la muerte: UNAM

Guadalupe Ponciano Rodríguez, de la Facultad de Medicina, de la UNAM lamentó que pese a estar prohibida la comercialización de los cigarrillos electrónicos, comúnmente llamados “vapeadores”, el uso de estos dispositivos se ha convertido en una práctica peligrosa que cada vez se arraiga más entre los jóvenes.

Guadalupe Ponciano Rodríguez, de la Facultad de Medicina, de la UNAM lamentó que pese a estar prohibida la comercialización de los cigarrillos electrónicos, comúnmente llamados “vapeadores”, el uso de estos dispositivos se ha convertido en una práctica peligrosa que cada vez se arraiga más entre los jóvenes, los cuales pueden llevar a neumonías e incluso la muerte de quienes los usan.

Refirió que estos sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN) fueron introducidos como una forma novedosa para ayudar a dejar de fumar, con la supuesta virtud de ser menos dañinos que los cigarrillos de tabaco convencionales.

La directora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la máxima casa de estudios advirtió que esta situación es grave, “no hablamos de morbilidad, de que el vapeo causa enfermedades, sino de mortalidad, porque puede matar”, dijo.

Recordó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) ha prohibido su comercialización, siguen usándose en todo el país, con mayor prevalencia entre los jóvenes, y el riesgo es que tanto las sustancias del líquido de vapeo como las que se añaden afectan el aparato respiratorio, incluso pueden ocasionar la muerte.

De ahí que la Organización Mundial de la Salud (OMS) expuso la necesidad de prohibir todos los sistemas electrónicos de administración de nicotina”, ante lo cual, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud emitió una alerta epidemiológica a través de la cual solicita a los médicos reportar al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica los casos de neumonía por vapeo.

Y es que cada vez hay más evidencias científicas de la peligrosidad de los SEAN, la Secretaría de Salud y la COFEPRIS no están dispuestas a regularlos, sino a prohibir su entrada en el país, porque regularlos sería asumir que todos los vapeadores los utilizarán ‘adecuadamente’, que al líquido de vapeo no le añadirán otras sustancias líquidas como aceite de Cannabis y fentanilo, lo que es imposible de garantizar.

Subrayó que hay quienes piensan que el vapeo es menos riesgoso que el cigarrillo convencional, sin embargo, las enfermedades que ocasiona el cigarro de tabaco como enfisema y cáncer de pulmón, aparecen luego de una exposición crónica al humo de tabaco “mientras que los efectos del vapeo son agudos e inmediatos”.

El cigarrillo de tabaco es como una bomba atómica, y el electrónico como una granada de mano: los dos te matan, en un sentido figurado y literal, pues de acuerdo con reportes en revistas de medicina de prestigio, como New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra), ya han estallado cigarrillos electrónicos de tercera generación, causando daños como fractura de mandíbula y pérdida de falanges, refirió.

En este mismo sentido, recordó que recientemente, en San Luis Potosí se registró el primer deceso por vapeo en el país, en un joven de 18 años quien murió de neumonía atípica, aunque reconoció “es difícil establecer cuál componente químico fue el causante de su fallecimiento”.

Además, en agosto pasado los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), del Departamento de Salud y Servicios Sociales estadunidenses, reportaron 215 casos de enfermedad pulmonar aguda severa, relacionados con el uso de cigarrillos electrónicos o cualquier otro SEAN, y en septiembre, a raíz de estos casos, los CDC emitieron una alerta epidemiológica en ese país.

“A los hospitales llegó gran cantidad de personas con un cuadro parecido al del joven de San Luis Potosí. Hasta el 14 de noviembre, los CDC habían reportado dos mil 172 personas hospitalizadas (80 por ciento de ellas menores de 35 años) y 42 muertos como consecuencia del vapeo. Esto es preocupante porque el incremento de estos casos ha sido exponencial”, concluyó.

La Crónica de hoy

Comentarios