Abandona al PAN 30% de su militancia en reafiliación

Héctor Larios, secretario general, señala que la mayoría de bajas son para irse a otro partido; iniciar el proceso de cero nos afectó, asegura.

Al concluir su proceso de reafiliación, el próximo 31 de diciembre, se prevé que el Partido Acción Nacional (PAN) perderá 30 por ciento de su padrón de militantes, al pasar de 400 mil a 280 mil simpatizantes, quienes abandonan el instituto principalmente por el cambio a otro.

“Hemos tenido muchas salidas. En el proceso de reafiliación tenemos bajas importantes porque les preguntamos si van a seguir en el partido; calculamos que es 30 por ciento de los 400 mil los que se van por tener otros intereses o cambiar de partido”, afirmó Héctor Larios, secretario General del blanquiazul, a La Razón.

Te puede interesar: Cámara de Diputados aprueba creación de la Ley de Amnistía

Fue el 23 de enero pasado cuando el Instituto Nacional Electoral (INE) mandató a todos los partidos políticos revisar y actualizar sus padrones de militantes durante 2019, ya que hasta ese momento se contabilizaban 19 mil denuncias ante el árbitro electoral por indebida afiliación.

En ese momento, el Consejo General aseguró que las sanciones económicas han sido insuficientes para inhibir “esas conductas”; mientras que los partidos políticos reconocieron la necesidad de iniciar un procedimiento de regularización de sus padrones para tener la certeza de que cuentan con las respectivas cédulas de afiliación de cada militante.

En este sentido, el secretario general de Acción Nacional explicó que el INE resolvió que todos los partidos tenían que ingresar una reedición de los datos de afiliación; incluso el PAN, aun cuando realizó ese proceso tres años atrás.

“A muchas de las personas que tienen años en el partido les molesta que les preguntemos si quieren refrendar su militancia, pues es un insulto. Aunque no queramos molestarlos, nos vemos en la necesidad de hacerlo para evitar multas”

Héctor Larios
Secretario general de Acción Nacional
“Eso nos afectó porque tenemos que empezar de cero cuando ya habíamos terminado el proceso. Ahora tenemos que volver a ir a buscar a los militantes y pedirles que nuevamente ingresen sus datos a la base de datos. Esos datos de inmediato se mandan al INE para que los vaya cotejando y revisando, pero a la militancia que no registremos, ellos la dan de baja”, expuso Larios.

Otro de los problemas durante el proceso, indicó, es refrendar a la militancia de la tercera edad: “a muchas de las personas que tienen años en el partido les molesta que les preguntemos si quieren refrendar su militancia, pues es un insulto; incluso hay una frase muy conocida entre los panistas que dice ‘ya me afilié al PAN ya no tengo porque reafiliarme’; entonces, aunque no queramos molestarlos, nos vemos en la necesidad de hacerlo para evitar multas”, aseveró.

La reafiliación, expuso, se realiza mediante una red compartida con el INE, lo que evita que haya registros duplicados.

La Razón

Comentarios