Ven bajo PIB pese a T-MEC; anuncio, sin mover al peso

La BMV asegura que aún hay falta de certeza en la ratificación del acuerdo que puede tardarse hasta el próximo año; especialistas dudan de que su entrada en vigor aporte más de 0.5 por ciento a la ecomomía nacional hacia 2021.

Los efectos que traerá consigo la entrada en vigor del Acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se reflejarán hasta 2021, en donde se vislumbra un impulso a la economía de apenas 0.5 por ciento; y una incertidumbre que no va a cesar hasta que se tenga certeza en su ratificación.

Lo anterior quedó demostrado cuando después del anuncio el peso mexicano registró una ligera depreciación de 0.11 por ciento respecto a la apertura de la sesión.

Te puede interesar: Coparmex vislumbra riesgos en letras chiquitas de T-MEC

Por un lado, el director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol-Bosch, dijo que se está observando el primer paso del T-MEC, tras un largo periodo de negociaciones; el cual calificó como una buena noticia que debería dar a los inversionistas mayor certidumbre, sobre todo en el mercado de capitales; sin embargo, afirmó que aún hay incertidumbre pues aún falta determinar su ratificación y entrada en vigor.

Dentro de los efectos positivos que pudiera provocar la ratificación y puesta en marcha del T-MEC en México es un alza en su economía, al poner las reglas comerciales claras; pero, para José Luis de la Cruz, director general del Instituto de Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), este impulso se reflejaría hasta 2021 y de apenas 0.5 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB).

En entrevista para La Razón, el experto señaló que este acuerdo no mejorará el panorama económico que se tiene para 2020, al menos en el primer semestre, que según sus estimaciones se mantendrá la inercia con la que cerrará 2019; no obstante para el director de la BMV el crecimiento del próximo año se va ubicar en 1.25 por ciento.

“En el mejor de los escenarios, el tratado vendría a operar en la segunda mitad de 2020; los primeros seis meses se seguirá viendo la inercia que ya conocemos: un bajo crecimiento interno, desaceleración industrial que se vive actualmente en Estados Unidos”, precisó De la Cruz.

En este sentido, Oriol-Bosch señaló que si bien el siguiente año se va a tener menores presiones, se seguirá teniendo incertidumbre por varios temas, como el T-MEC, donde apenas se está viendo que se resuelve de forma favorable, pero aún representa presión.

“Hay otros temas, como la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China, y el Brexit, que junto con el T-MEC aún no se resuelven y podríamos arrastrarlos para el siguiente año. Fue un año peculiar, con factores internos y externos que afectaron, pero que sin duda hay mejores expectativas para el siguiente año”.

El IPC de la BMV registró una jornada positiva, para cerrar con un alza en 42,633.43 puntos, impulsado principalmente por la firma en la modificatoria del T-MEC; aunque el director general de la institución bursátil no lo vio como una tendencia, pues siguen en rezago.

ENTUSIASMO, ESTÁTICO. Por su parte, el peso cerró la sesión con una depreciación moderada de 0.11 por ciento, cotizando en 19.25 pesos por dólar y tocando un mínimo de 19.1980 y un máximo de 19.2688 pesos por dólar. Al inicio de la jornada se esperaba que por la firma del T-MEC el tipo de cambio se ubicara en 19 pesos por dólar, informó Banco Base.

“No obstante, persisten las dudas de que el Congreso estadounidense vaya a ratificar el acuerdo en el corto plazo, pues resulta evidente que el Partido Demócrata está presentando el T-MEC como una victoria política”, señaló el banco, que agregó que si se diera la ratificación del T-MEC antes de que termine el año le daría un impulso al crecimiento económico de México, pues podría quitar la inercia negativa sobre la inversión y tiene el potencial de llevar al tipo de cambio a niveles por debajo de 19.00 pesos por dólar.

Ante ello, José Luis De la Cruz añadió que este impulso al PIB va a depender de que México haga los cambios adecuados para aprovechar algunos sectores, sobre todo en temas de contenido regional.

El Dato: Las últimas modificaciones que se hicieron al nuevo acuerdo comercial entre México, Canadá y EU estuvieron relacionados a medicamentos, medio ambiente, laboral y regla de origen.

La Razón

Comentarios