Omite la 4T austeridad y gasta 6.6 mdp en alimentos

Los funcionarios de la Secretaría de Hacienda disfrutan de rompope, vino blanco, panza de res y otros insumos con cargo al erario.

A la par de la aplicación de un estricto programa de austeridad, el gobierno federal, en la última recta del año, gastó 6.6 millones de pesos en alimentos para funcionarios de Palacio Nacional y de la Casa de la Moneda de México.

De acuerdo con documentos obtenidos por 24 HORAS, las oficinas de Raquel Buenrostro y Arturo Herrera, encargados de aplicar recortes a rubros como Salud y Educación, gastaron tres millones de pesos en el servicio de alimentos en el periodo de septiembre a lo que va de diciembre.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) firmó el contrato 2139083 con la empresa D’Sazón Seguridad Alimentaria S.A. de C.V., para el suministro de alimentos en los comedores que se encuentran en Palacio Nacional del 13 de agosto al 31 de diciembre, por un monto de 2.6 millones de pesos, más 16% de IVA, lo cual eleva el costo a tres millones de pesos.

Las bases de la licitación, que fue por invitación restringida a tres personas, aclaran que el suministro sólo incluye los alimentos de la Oficialía Mayor de Hacienda, dirigida por Raquel Buenrostro; la oficina del secretario, Arturo Herrera; la Unidad de Inteligencia Financiera a cargo de Santiago Nieto Castillo y la Dirección General de Talleres de Impresión de Estampillas y Valores.

La lista a suministrar incluye 153 productos perecederos entre los que destacan Queso Riccota; Queso de Cabra, Manzana Granny Smith, verdolagas, tunas, suadero, panza de res, Huanzontle, Huitlacoche. Además de 119 productos imperecederos como botellas de rompope de litro y botellas en tetrapack de vino blanco.

La convocatoria especifica que la empresa proveedora deberá “proporcionar los insumos necesarios para la operación de los comedores de Palacio Nacional, así como de la Unidad de Inteligencia Financiera, y de la Dirección General de los Talleres de Impresión de Estampillas y Valores”.

A su vez, “el personal designado por las Coordinaciones Administrativas deberá corroborar que todos los alimentos que son considerados potencialmente peligrosos se encuentren frescos, tales como la carne y derivados, aves y derivados, pescados, moluscos, crustáceos, cefalópodos, leche y productos lácteos, huevo, frutas y verduras frescas, y que no presenten características tales como mohos, coloración o materia extraña, manchas, magulladuras o mal olor, rastros de la presencia de insectos o roedores”.

Para adjudicar el contrato, la Secretaría de Hacienda pidió a la empresa ganadora “suscribir y presentar un escrito de confidencialidad respecto de la información y documentación que con motivo de la presente contratación se genere y de igual forma de la que se derive por la prestación del servicio, a las Coordinaciones Administrativas preferentemente en hoja membretada y firmado por su representante legal, dentro de un plazo no mayor a 10 días naturales posteriores a la firma del contrato”.

Casa de la Moneda
Otro de los gastos fue en la fábrica de monedas del país, dependiente de la Casa de Moneda de México y con sede en San Luis Potosí, que agasaja a sus empleados con comida Gourmet, y en tan sólo cuatro meses, gastó3.6 millones de pesos en alimentos.

De acuerdo con el contrato JADQ-22-19, en poder de 24 HORAS, la firma Danieli Ford Services fue el ganador de l contrato con vigencia de 16 de septiembre al 31 de diciembre.

La Razón

Comentarios