Adriana Jiménez gana batalla a Conade; recupera beca deportiva

La clavadista de altura ganó la batalla en tribunales. Seguirá beneficiada con beca del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar).

La clavadista de altura Adriana Jiménez ganó la batalla en tribunales y el Juzgado Primero de Distrito en materia Administrativa en la Ciudad de México le concedió la suspensión definitiva para poder seguir beneficiada con beca del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar).

Como se recordará, desde el pasado agosto, la Conade dejó de depositar a Jiménez los 20 mil pesos mensuales correspondientes a la beca deportiva de la que se hizo acreedora por la obtención de medallas en los campeonatos mundiales de 2017 y 2019.

En aquél entonces, la decisión de Conade de retirar el estímulo económico a Adriana se dio tras la participación de la deportista en un programa de televisión, lo que hubiera significado una violación a la carta-aceptación que reciben los beneficiados con este apoyo y que, en uno de sus apartados, prohíbe la participación en este tipo de eventos sin el permiso correspondiente.

El argumento presentado por Jiménez para su defensa fue que nunca recibió por parte de Conade este documento y calificó el retiro de la beca como una represalia por manifestar, meses antes, su inconformidad con el retraso en el depósito de becas.

Hoy, a más de tres meses de distancia, un juez le da la razón a Jiménez, por lo que Conade está obligada a depositar de manera retroactiva el monto del estímulo económico que la atleta recibe a través del Fodepar.

“Esto me había afectado emocionalmente, en mi preparación, y hoy me siento mucho mejor. Me tiene que hacer el deposito retroactivo de septiembre a la fecha”, explicó.

La medallista en el Campeonato Mundial de Gwangju, Corea del Sur, fue tajante al señalar que la Conade cometió una injusticia en su contra: “Honestamente, creo que sí (se cometió una injusticia en mi contra). Me sentí afectada, pensé que se trataba de un tema personal. Dijeron que era porque mi deporte no era olímpico y descubrimos que a Jonathan Paredes, que también es clavadista de altura, no le habían retirado el apoyo. Se decía que viole el reglamento por participar en Exatlón, pero nunca me dieron la carta compromiso”.

Por último, Jiménez indicó que su triunfo en tribunales debe servir para que otros atletas se atrevan a pelear por sus derechos. “Que sepan que tenemos derechos, muchos nos quedamos callados, pero hay una constitución y debemos pelear por lo que nos corresponde”, concluyó.

as

Comentarios