Andy Ruiz apuesta por una ‘versión healthy’ ante Joshua

Andy Ruiz expone este sábado sus tres títulos mundiales del peso pesado ante Anthony Joshua. Llega más delgado para ser más rápido y tener más fondo.

Este sábado, Andy Ruiz (33-1, 22 KO) y Anthony Joshua (22-1, 21 KO) tienen una cita en Diriyah (Arabia Saudí). Ambos protagonizan una de las revanchas más esperadas de los últimos años. En la primera el mexicano rompió todos los pronósticos para quitar el invicto y los tres campeonatos mundiales (WBA, IBF y WBO) del peso pesado al británico. Fue una sorpresa y en la secuela debe demostrar que no es flor de un día. Por su parte, Joshua intentará dejar claro que su debut en el Madison Square Garden fue una mala noche. El excampeón, como es lógico, ha cambiado cosas en su preparación… y el campeón también.

Ruiz es consciente que su oponente ha estudiado todo al milímetro, por lo que debe introducir novedades también. El principal cambio para él está en el tiempo. Para el combate de junio, Andy fue avisado con poco más de un mes de antelación (debido al positivo de Jarrell Miller) y en esta ocasión ha podido realizar una preparación completa y enfocada a Joshua. Para ese pleito, el mexicano marcó en la báscula 121,5 kilos (Joshua dio 112,4). Siempre ha estado pasado de peso, y en Nueva York también, pero reveló en la previa que había contratado un nutricionista y le ayudó a mejorar.

Eso lo ha repetido y para Arabia, Ruiz ha apostado por una dieta sana, eliminando, principalmente, las hamburguesas y el chocolate, ha realizado una dura preparación y su físico lo nota. La pérdida de peso es evidente y la gran duda es saber con cuántos kilos de menos estará sobre el ring. Las filtraciones van desde los 5 (que él mismo afirmó en una entrevista) hasta los 20. Un abanico muy grande, pero su bajada tiene un motivo que él mismo ha reconocido. “Voy a ser más rápido y capaz de sacar mejores manos. También voy a ser más veloz con los pies”, ha reconocido. Es decir, el plan es potenciar lo que salió bien en junio. Arriesga pegada y capacidad de encaje, pero él está convencido de que no será así. La respuesta definitiva, el sábado.

as

Comentarios