“Conservadores”, término oficial para descalificar

Diana Benítez

Advierten que las críticas le sirve para aislar a quienes no piensan como él, pero no es adecuado para el país.

A un año, discurso de AMLO incrementa la polarización
A pesar de haber transitado un año en el Gobierno y resaltar que gobierna para todos, Andrés Manuel López Obrador no ha dejado atrás un discurso de polarización, y no lo hará porque finalmente es lo que le reditúa frente a sus huestes, consideró Miguel Acosta Malverde, sociólogo por la Universidad Nacional Autónoma de México, en entrevista con 24 HORAS.

Y es que el Presidente ha agarrado parejo, pues no sólo sus enemigos de antaño, como Carlos Salinas o Claudio X. González, son los representantes del conservadurismo, o el propio PAN, sino que incluso los anarquistas, esos que hacen destrozos y pintas durante las marchas, también son parte del mismo grupo.

“Desde hace mucho tiempo habla de los otros y crea un ambiente que se polariza. A él le beneficia porque es una manera de acorralar a los que no piensan como él y aislarlos, pero para el país no es adecuado, en vez de tomar decisiones entre todos, pone una barrera. Vamos en una sola dirección, pero por muy buena que sea es pobre, porque no incorpora a los ideas de lo demás”.

El mandatario incluso ha atacado a organismos reguladores o autónomos, a quienes considera como tapadera del neoliberalismo.

“Es una visión sesgada que no atiende a lo que han hecho esos órganos que se crearon, se crearon para ser un contrapeso al Gobierno. El Gobierno puede tener la voluntad de cambiar las cosas, pero en el aparato burocrático eso ya no sucede, y hay malas prácticas que no cambian de la noche a la mañana, esos órganos autónomos están para resolver problemas añejos”.

Sobre ese punto resaltó que precisamente al Presidente le tocará sugerir nombramientos de organismos autónomos o reguladores, al Congreso, y al tener mayoría, pues también puede caer en el riesgo de sólo hacer nombramiento que difícilmente quedarán como autónomos.

Para el Presidente, los anarquistas que se han hecho notar en las marchas de este año son otro instrumento de la derecha, idea con la que no coincidió el entrevistado.

“No, el anarquismo es una vertiente que está en el otro extremos, en la izquierda, aunque hay muchos tipos de izquierda. Él los pone en una sola bolsa, pero el anarquismo no tiene esa connotación conservadora pero recordemos que los extremos se tocan”.

El especialista, también investigador en política internacional, indicó que el discurso lopezobradorista finalmente es exitoso, y está en la tendencia actual.

“Está a la par a lo que sucede en el mundo, vemos una cantidad de líderes que utilizan este mismo discurso para llegar al poder, el discurso de división, de señalar a los que no son como nosotros y ellos como el mal de un país, se ve en Estados Unidos, España y Reino Unido”, ejemplificó.

24 HORAS

Comentarios