Acusa el agro un golpe letal

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, su mayoría en el Congreso federal y sus aliados asestaron un golpe mortal al campo al bajarle a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) el presupuesto en 27 por ciento.

Particularmente, cortaron cinco programas para la actividad agropecuaria comercial que han sido el sustento para la producción de alimentos en los que en su mayoría México es
deficitario.

Lo anterior fue advertido por Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), y Juan Carlos Anaya, director de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

Mientras que el presupuesto global para la Sader cayó de 65 mil 434.9 millones de pesos en el 2019 a 47 mil 576.8 millones para el 2020, se borró completamente la bolsa conjunta a los cinco programas clave.

Los programas cancelados fueron Apoyos a la Comercialización, Concurrencia con los Estados, así como los de Fomento Agrícola, Ganadero y Pesquero. A cambio, como un paliativo, se creó el nuevo Programa de Fomento a la Agricultura, Ganadería, Pesca y Acuicultura, al que se le dotó de mil 372 millones, apenas el 10.6% de lo desaparecido.

Reforma

Comentarios