Prensa en Francia denuncia a Google

Varios medios franceses, entre estos la Agence France-Presse, denunciaron a Google ante la Autoridad de la Competencia, al acusar al gigante de internet de eludir los derechos afines, un nuevo mecanismo europeo destinado a garantizar el pago de contenidos digitales.

La Alianza de la Prensa de Información General y el Sindicato de Editores de la Prensa de Revistas presentaron la denuncia el pasado viernes y el martes hizo lo propio la AFP, indicaron el miércoles las tres organizaciones.

A principios de 2019, una directiva europea creó los derechos afines, una disposición similar a los derechos de autor, en beneficio de la prensa escrita.

El objetivo es que periódicos y agencias de prensa negocien una remuneración con los gigantes digitales -que perciben el grueso de los ingresos publicitarios en internet-, por reutilizar sus contenidos.

Francia es el primer país de la UE en aplicar la directiva.

Google, que prácticamente ejerce un monopolio como motor de búsqueda, rechazó cualquier negociación y para adaptarse a la ley, impuso nuevas reglas, aplicables desde mediados de noviembre.

Los sitios de información deben aceptar que el motor utilice gratuitamente extractos de sus artículos en sus resultados. De lo contrario, sus informaciones serán menos visibles, con un simple título y un vínculo, lo que provocará casi inevitablemente la caída del tráfico hacia sus páginas.

“Una elección mortífera” entre “la peste y el cólera”, según los términos de Jean-Michel Baylet, presidente de la Alianza y del diario La Dépêche du Midi.

Los medios, que denuncian un abuso de posición dominante, solicitan en sus denuncias medidas cautelares para que la ley se aplique.

El gigante estadounidense rechaza los argumentos de los medios de prensa.

“Google ayuda a los internautas a hallar contenidos de actualidad entre numerosas fuentes y los resultados siempre se basan en la pertinencia, no en acuerdos comerciales”, subrayó un portavoz del grupo a finales de octubre en una declaración a la AFP.

Las organizaciones de prensa recibieron el apoyo de casi 1.500 profesionales de medios, escritores, editores, directores, músicos y abogados europeos, firmantes de una tribuna en la que instan a la UE a “reforzar los textos para que Google ya no pueda esquivarlos”.

El presidente Emmanuel Macron también respaldó a la prensa a principios de octubre afirmando que una empresa no “puede eludir” la ley en Francia.

En 2005, la AFP denunció a Google en Estados Unidos y Francia por violación de las reglas de protección del copyright, antes de alcanzar un acuerdo.

Dinero en imagen

Comentarios