Morena promueve participar en plebiscito: Colunga

Los diputados y diputadas de Morena convocan a los ciudadanos del municipio de Chihuahua para que participen en el plebiscito contra la privatización del alumbrado público y voten NO contra la deuda de 6 mil 200 millones a pagar en 15 años y contra entregar el servicio a un concesionario.

Los ciudadanos pueden decir “hasta aquí” votando NO para que los negocios desde el poder y el dinero dejen de definir el actuar del ayuntamiento; podemos votar NO y hacer que se gobierne buscando el bien común, con eficiencia, honestidad, ahorro y planteando proyectos viables y sustentables.

Llamamos a la participación masiva de los ciudadanos, ante la simulación del gobierno municipal que primero quiso “madrugar”, tratando de aprobar el proyecto “Iluminemos Chihuahua” sin debate y sin consultar, después intentó boicotear la solicitud de plebiscito y ahora dice que promueve la participación con una campaña de publicidad que ha costado decenas de millones de pesos.

Respecto al proyecto “Iluminemos Chihuahua” recordamos que la Subdirección de Alumbrado no realiza tareas de mantenimiento mayor y renovación en la red de luminarias desde octubre de 2016, evitando ahorrar en el gasto de energía para justificar una concesión del alumbrado público y aumentar de forma artificial el monto de la deuda a contratar.

Además, el municipio pide contratar deuda equivalente a 6 mil 200 millones de pesos y proyecta pagar dicho pasivo a un plazo de 15 años, tomando como base contratos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que no fueron actualizados en los últimos tres años.
“Iluminemos Chihuahua” busca concesionar el alumbrado público a un solo empresario y a través de un único proceso de licitación, el ayuntamiento dice que no tiene dinero y presenta cifras que no corresponden al gasto de electricidad de las luminarias, porque omitió renegociar los contratos con CFE.

Antes de contratar deuda o concesionar el servicio debieron cambiar los contratos con CFE de tarifa fija a servicio medido y sólo una parte de la red de alumbrado público paga la tarifa APMT (Alumbrado Público en Media Tensión), además, para calcular el monto de la deuda por 6 mil 600 millones de pesos no se realizó un censo de luminarias y se ocultó la cifra exacta de lámparas que integran la red y consumen energía.

El DAP es un cobro inconstitucional que CFE no está obligado a cobrar, y utilizarlo como garantía para el pago de una deuda a 15 años terminará comprometiendo los recursos del municipio, además, el plazo del crédito es excesivo y deberá pagarse durante las cinco administraciones siguientes.

Arturo García Portillo, coordinador del proyecto Iluminemos Chihuahua, reconoce que el ayuntamiento pidió el crédito sin presentar especificaciones técnicas, y lo hará hasta el momento de lanzar la licitación para la concesión de la red de alumbrado público.

El municipio acepta que cambiar las luminarias costará entre mil y mil 200 millones de pesos, pero solicitan una deuda por 6 mil 200 millones de pesos porque entregarán al concesionario, por adelantado, el pago de energía eléctrica de los próximos 15 años.

 

No han instalado ningún foco led en tres años, pero para grabar un comercial sí pudieron instalarlos en una calle de la colonia Industrial, previo al plebiscito.

El gobierno municipal pretende burlarse de los chihuahuenses, por ello debemos votar NO, poner un “hasta aquí” al cinismo y la sinvergüenza del ayuntamiento.

*Miguel Angel Colunga Martínez*
*Coordinador de la Fracción Parlamentaria de Morena*

Comentarios