Juicio político a gobernadores y alcaldes del PAN, si desobedecen a CNDH: Monreal

El coordinador de Morena en el Senado señala que los servidores públicos que cometan desacato pueden enfrentar juicio político; llama a los gobernantes del PAN a reconsiderar su postura.

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, advirtió que los gobernadores y alcaldes del PAN que desacaten las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), cuya titular es Rosario Piedra Ibarra, podrían ser llevados a juicio político e incluso a su destitución.

“Nada de que ‘Yo no la atiendo’, porque incluso incurren en desacato y probable juicio político. Tienen que ser llamados a comparecer al Senado, es un mecanismo que establece la Constitución y la ley en el caso de desacato y en el caso de que persista el desacato, puede existir incluso juicio político y destitución”, afirmó Monreal.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado pidió a los funcionarios panistas actuar con inteligencia y brillantez, reconsiderando su postura de no reconocer a la activista Rosario Piedra como nueva titular de la CNDH y no “mandar al diablo” a las instituciones.

“No es correcto, no es una buena idea, ni siquiera es inteligente, menos brillante, mandar al diablo a las instituciones (…) Deben de reconsiderar, porque si así lo hacen, incurren en irresponsabilidades como autoridad. Todas las autoridades estamos sometidos y sujetos al principio de legalidad”, señaló Monreal Ávila sobre la decisión de los gobernantes panistas.

Te puede interesar: Asociación de alcaldes del PAN desconoce a Piedra al frente de CNDH

El líder morenista explicó que el bloque de gobernadores y ediles del PAN pueden ser sometidos a juicio político, de acuerdo con los artículos 108 y 110 constitucionales, y pueden ser destituidos, si así lo determina la mayoría en las cámaras de Diputados y Senadores, cuando se actúa en el análisis y la aplicación de juicios políticos.

Monreal rechazó que Rosario Piedra esté cuesta arriba en su trabajo como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y adelantó que “va a dar sorpresas seguramente” en esta tarea.

Aclaró, también, que contrario a la determinación del hoy presidente Andrés Manuel López Obrador de “mandar al diablo a las instituciones” en el 2006, tras perder la elección ante el panista Felipe Calderón, el político zacatecano señaló que “Yo soy muy sereno y muy firme en respetar el Estado de Derecho”.

Ricardo Monreal A.
El artículo 102 de la Constitución establece que todo servidor público está obligado a responder las recomendaciones de la @CNDH. La autoridad que no lo haga incurre en desacato, en términos del 108 constitucional. Mandar al diablo las instituciones no es una decisión correcta.

A su vez, los senadores de Acción Nacional encabezados por su coordinador Mauricio Kuri, presentaron pruebas de la supuesta ilegalidad en la elección de Rosario Piedra Ibarra como titular de la CNDH, que consisten en el documento que firmó bajo protesta de decir verdad de no haber ocupado un cargo partidista un año antes de su designación.

Por su parte, la senadora panista Kenia López, presidenta de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara alta, advirtió que su partido llevará el caso del presunto fraude y las irregularidades cometidas durante la elección de Piedra Ibarra, ante las instancias jurídicas internacionales, si en México no procede la impugnación.

López opinó que la hija de la activista Rosario Ibarra de Piedra debe renunciar al cargo porque “no solo hubo robo de votos, como han asegurado desde la votación del Pleno (…) Morena debe reconocer el error que cometió la semana pasada”.

La Razón

Comentarios