Crisis global por biodiversidad

De acuerdo con el Índice Planeta Vivo, desde 1970 hay una disminución de 60% en especies de vertebrados en todo el mundo.

El daño a los ecosistemas en todo el planeta se ha disparado durante los últimos por el crecimiento alarmante de contaminación, así como por acciones como la caza y consumo excesivo de especies animales, y la explotación de los recursos naturales.

Ante esta crisis, el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), afirmó que es urgente aumentar la relevancia política de la naturaleza e impulsar un movimiento que lidere el cambio para formalizar un pacto entre ésta y las personas para responder a la crisis de la extinción de especies.

A través de su Índice Planeta Vivo (IPV) 2018, el organismo no gubernamental (ONG) refirió que parece que el futuro de millones de especies en la tierra no llama la atención de los líderes mundiales.

El IPV ha rastreado, durante dos décadas, el estado de la biodiversidad, a través del tamaño de las poblaciones de miles de especies de vertebrados en todo el mundo y en su más reciente publicación muestra una disminución general, entre 1970 y 2014, de 60% en los tamaños de las poblaciones.

La organización WWF informó que el reino Neotropical, que abarca América del Sur y Centroamérica, es el que ha sufrido la disminución más dramática: 89% de pérdida en comparación con 1970, en una abundancia promedio de mil 40 poblaciones (que representan 689 especies).

La investigación de la organización conservacionista indica que la abundancia de las especies de agua dulce se redujeron 83%, en comparación con los datos obtenidos hace 50 años.

Especies de agua dulce en grave amenaza
La publicación menciona que los ecosistemas de agua dulce albergan al menos 126 mil especies identificadas de peces, moluscos, reptiles, insectos, plantas y mamíferos, a pesar de cubrir menos de 1% de la superficie de la Tierra.

Estos ambientes son también los más amenazados, al estar fuertemente afectados por la modificación, fragmentación y destrucción de los hábitats, especies invasoras, pesca excesiva, contaminación, prácticas forestales, enfermedades y cambio climático.

La combinación de estas amenazas ha generado disminuciones catastróficas de la biodiversidad de agua dulce: las tres mil 358 poblaciones (que representan 880 especies de mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces) en el Índice Planeta Vivo de Agua Dulce muestran una disminución de 83%, equivalente a 4% por año desde 1970.

Las mayores disminuciones fueron en las poblaciones del Neotrópico (-94%), el Indo-Pacífico (-82%) y el África tropical (-75%), especialmente en reptiles, anfibios y peces.

¡Ojo!
1. La naturaleza es importante: la biodiversidad es esencial para nuestra salud, bienestar, alimentación y seguridad, así como para la estabilidad de los sistemas económicos y políticos de todo el mundo.

2. Amenazas: los principales factores de la pérdida de diversidad son la sobreexplotación y la agricultura, y ambos son el resultado del constante crecimiento del consumo humano.

3. Apuntar alto: para revertir la curva de pérdida de biodiversidad se necesita un nuevo pacto mundial para la naturaleza y las personas con objetivos, indicadores y acciones ambiciosos.

Polinizadores, ¿por qué son tan importantes?

Son un grupo que incluye más de 20 mil especies de abejas, otros tipos de insectos (como moscas, mariposas diurnas y nocturnas, avispas y escarabajos) e incluso vertebrados como aves y murciélagos.

La mayoría de las plantas con flores son polinizadas.

Más de 75% de los cultivos de alimentos más importantes del mundo se benefician de la polinización.

Algunos de estos cultivos, especialmente las frutas y hortalizas, son fuentes clave de la nutrición humana.

El cambio en el uso de la tierra debido a la intensificación agrícola y la expansión urbana es uno de los principales motores de la pérdida de estos animales.

Lo anterior, especialmente cuando se degradan o desaparecen las áreas naturales que proveen recursos de follaje y anidación.
La abundancia, diversidad y salud de los polinizadores también se ve amenazada por el cambio climático, las especies invasoras y las enfermedades, y los patógenos.

Se requieren acciones locales, nacionales y mundiales apropiadas para mitigar las amenazas.

El extra:
El Índice Planeta Vivo de la organización WWF, considera que cada día la evidencia indica con mayor fuerza que la supervivencia de los hombres depende de nuestros sistemas naturales.

Sin embargo, la humanidad sigue destruyendo la salud de la naturaleza a un ritmo alarmante, por lo que los esfuerzos para detener la pérdida de biodiversidad no han funcionado.

La WWF señaló que las estrategias habituales para combatir el cambio climático y la conservación de especies sólo lograrán, en el mejor de los casos, un declive controlado.

Por lo cual, la ONG hace “un llamado para lograr el acuerdo internacional más ambicioso: un nuevo pacto global para la naturaleza y las personas, que revierta la curva de pérdida de la biodiversidad”.

Los entes decisorios a todos los niveles necesitan tomar las decisiones políticas, económicas y de consumo correctas para hacer realidad la visión en la que puedan prosperar la humanidad y la naturaleza.

24 HORAS

Comentarios