Gigantopithecus blacki, el primate más grande en la historia

Primo del orangután que medía tres metros.

Científicos publicaron un estudio que recupera la evidencia molecular más antigua de un simio gigante de dos millones de años de antigüedad, gracias a la reconstrucción de las proteínas del esmalte de un molar fósil del mismo. Aunque no resuelve el misterio de porqué este homínido era tan alto o de la razón de su extinción, abre una nueva forma de viajar al pasado para aclarar fragmentos de la evolución humana.

La Razón

Comentarios