Narcocultura, un tema que sigue siendo urgente en México

A 10 años de la primera edición de “El Cártel de Sinaloa”, su autor, Diego Osorno, actualiza la investigación con información de la evolución del narcotráfico en México.

En 2009, el periodista Diego Enrique Osorno escribió El Cártel de Sinaloa, investigación en la que denuncia las consecuencias colaterales de la Guerra contra el Narcotráfico emprendida por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y la narcocultura que devino de este fenómeno.

Hoy, el autor presenta la versión actualizada de dicha investigación con hechos documentados que transcurrieron a una década.

En el libro, Osorno evidencia el uso político del narcotráfico, incluso cuestiona si la estrategia del gobierno, conocida como la Guerra contra el Narcotráfico, sirvió para combatir a fondo el narcotráfico o solo justificó la crisis política de esos años.

PUBLICIDAD

“Llegó un momento en que la guerra contra el narco sí tenía mucha popularidad. Había un respaldo importante de la sociedad, se creía que sí era una guerra”, dice Enrique Osorno en entrevista para Animal Político.

En una década, la investigación de Osorno pasó por una diversidad de eventos entorno al narcotráfico en México, eventos como la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán, después su detención, la extradición y el juicio de Guzmán “que fue un show”, comenta el autor.

“Al mismo tiempo llega un gobierno que no cambió la política antidrogas que tenía el presidente Calderón, lo que hizo, nada más, fue cambiar la narrativa porque la política fue la misma”, señala.

En días recientes, en el norte del país, la población de Culiacán fue testigo del operativo fallido que el Estado emprendió con la captura de Ovidio Guzmán, hijo del capo Joaquín Guzmán Loera, donde los habitantes, de nuevo, quedaron en medio del fuego cruzado entre grupos criminales y efectivos de seguridad.

Un segundo evento sucedió con el asesinato de nueve personas entre los límites de Chihuahua y Sonora, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en voz del secretario de seguridad, Alfonso Durazo señaló que este evento pudo haber sido “una confusión” tras la disputa de grupos del narcotráfico en esa región.

“La variable con la que trabaja el mercado negro del narcotráfico es la variable del riesgo y la seguridad que se tiene o no para mover un cargamento ilícito en un territorio no solo por las acciones oficiales sino por la competencia”, refiere Osorno.

El periodismo libre necesita de sus lectores.

Sigamos contando las historias que importan.

De la política antidrogas a la transparencia
A pesar de los 10 años en que transcurrió la investigación de Osorno El Cártel de Sinaloa, aún resulta ser un tema de urgencia en un país donde la política antidrogas no ha cambiado, “ni el uso político del tema del narco”.

En el libro, Osorno ahonda en entrevistas con soldados y académicos que, analizan la manera en cómo la narcocultura transformó la percepción de la sociedad en el imaginario estilo de vida que podrían llevar los capos mexicanos; así como considerar que la actual administración intente cambiar la política antidrogas en el país.

“Creo que podría pasar que cambie la política antidroga si este gobierno decide resistir a las presiones de Estados Unidos que es quien ha dictaminado nuestra política antidroga los últimos años”, acota el autor.

Osorno también se dice partidario de la apertura total, al reconocer la labor de este gobierno, a la que se refirió como una “transparencia inusual y valiosa” en temas de información, y a pesar de ser peligrosa y riesgosa de ejercer prefiere el exceso de información que el secretismo con que se han manejado algunos temas, anteriormente.

Y agrega que, para evitar especulaciones y proyectar zozobra, “creo que este gobierno debería abrir información sobre la cooperación con Estados Unidos en el tema de combate al narcotráfico”.

Amnistía en tiempos de violencia
“Quizá, soy un iluso porque hace 10 años tenía la expectativa que para este entonces ya iba a estar acabado el régimen prohibicionista. Tenía esa expectativa”, opina el autor.

Osorno considera que la amnistía resulta un buen planteamiento que forme parte del proceso de solución al problema de narcotráfico, ya que no basta con legalizar las drogas en el Congreso, también hace falta una serie de acciones de justicia trasnacional.

“Lo que he venido diciendo en la legalización de las drogas es que México no pasa si no hay interlocución con grupos como el cártel de Sinaloa. No se va a acabar el crimen organizado, no se va a cabar la violencia, pero vamos a dar un paso grande para disminuirla”, añade.

Con autorización de editorial Grijalbo y Penguin Random House y del autor, en Animal Político te regalamos el primer capítulo de regalo de El Cártel de Sinaloa de Diego Enrique Osorno.

Animal Político

Comentarios