Trump pierde el respaldo de los votantes independientes

Ciudadanos sin partido, que ayudaron al magnate a ganar en 2016, se alejan; también se erosiona su fortaleza entre la comunidad de blancos universitarios.

En 2016, Trump se proclamó ganador de la presidencia de Estados Unidos, entre otros factores, gracias al respaldo de votantes sin partido y de blancos universitarios. Ambos sectores comienzan a distanciarse del magnate, a un año de los comicios, en los que busca un segundo mandato.

Así lo refleja la encuesta del Washington Post-ABC, publicada ayer, cuando inicia la cuenta regresiva para que los estadounidenses regresen a las urnas.

Los resultados del sondeo muestran que ciudadanos independientes con capacidad de votar se mueven en dirección opuesta a Trump, a favor de cualquiera de los candidatos demócratas.

Aunque el estudio marca similitudes con el comportamiento de los análisis electorales de 2016 —que tampoco favorecían a Trump, quien al final resultó ganador—, el Post-ABC percibe que al presidente le va peor ahora, pues deja ir a dos sectores que impulsaron su campaña.

Según el Centro de Investigación Pew, en 2016, el magnate ganó entre blancos universitarios por un margen de 36 puntos; ahora, esta parcela de la población votante la lidera el demócrata Joe Biden, quien aventaja a Trump con 18 puntos.

Por otro lado, Trump, quien triunfó por estrecho margen entre los independientes en 2016 (46 contra 42 por ciento), según la encuesta de salida del Grupo Nacional de Elecciones, en el último sondeo, Biden lo rebasa con 17 unidades.

Aunque aún es amplio el indicador, el actual inquilino de la Casa Blanca también recibe menos respaldo entre sus propios simpatizantes, los republicanos: en 2016, 88 por ciento de ellos le dio su voto; hoy, a tres años de distancia, 80 por ciento de afiliados del partido del elefante asegura que lo elegirá.

La nueva encuesta destaca el grado en que la mayoría de la población en EU ya emitió un juicio sobre el desempeño del presidente, y delineó sus preferencias para sufragar en 2020.

Entre el 39 por ciento de votantes registrados que aprueban su labor como mandatario, Trump gana 95 por ciento de apoyo contra cada uno de los cinco posibles opositores demócratas. Pero entre 58 por ciento que lo desaprueba no recibe más de 7 por ciento de respaldo.

Entre la plana demócrata, el exvicepresidente Joe Biden, el senador Bernie Sanders y la senadora Elizabeth Warren aparecen como los perfiles más fuertes contra Trump a nivel nacional.

Biden supera a Trump con 17 puntos (56 a 39 por ciento), Warren, con 15 (55 a 40 por ciento), y Sanders, con 14 (55 a 41 por ciento).

IMPEACHMENT, UN COMODÍN. El juicio político que se inició el mes pasado en contra del presidente, podría cobrar efectos positivos o negativos para Donald Trump. La encuesta referida se completó justo antes de que la Cámara de Representantes votara las reglas para formalizar la investigación.

A medida que el proceso de acusación avanza con audiencias públicas en el recinto legislativo, que apuntan a un juicio en el Senado, ambas partes estarán atentas a las grietas en las coaliciones de Trump o de sus contrincantes.

Si se mantuvieran las cifras ofrecidas por el estudio del Post-ABC hasta el próximo año, habría una victoria demócrata en el voto popular, como ocurrió en 2016, incluso mayor que la ventaja de casi 3 millones de votos logrados por la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, sobre Trump, hace tres años.

Esto significa que el camino de Trump hacia una segunda victoria en noviembre de 2020, tiene que replicar la receta de mantener a su favor a los colegios electorales, al ganar por poco en Florida, Carolina del Norte y tres estados que por mucho tiempo fueron fortalezas presidenciales demócratas: Pensilvania, Michigan y Wisconsin.

La Razón

Comentarios