Los demócratas avanzan hacia la investigación del juicio político a Trump

La Cámara de Representantes de Estados Unidos avanza hacia la siguiente fase de su investigación de juicio político, y programaron una votación para finales de esta semana sobre los procedimientos que podrían llevar rápidamente al presidente Donald Trump a convertirse en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en ser sometido a un juicio político.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció el lunes que la Cámara votará el jueves para formalizar los procedimientos de la investigación de juicio político contra Trump y Ucrania, en lo que será la primera vez que en la Cámara se registre este proceso.

La votación es un movimiento hacia la siguiente etapa de la investigación luego de varias semanas de declaraciones a puerta cerrada, ya que los demócratas dijeron que la resolución establecería reglas para las audiencias públicas, otorgaría los derechos del debido proceso a la Casa Blanca y permitiría que la información se transfiriera a la comisión que finalmente consideraría los artículos del juicio político.

Los demócratas de la Cámara están discutiendo un marco de tiempo que incluiría audiencias de juicio político antes del Día de Acción de Gracias y votos sobre si se debe acusar a Trump en Navidad, según múltiples fuentes demócratas. Pero Pelosi no puso un marco de tiempo en una reunión del liderazgo a puerta cerrada este lunes donde se discutió la resolución y ha dudado en hacerlo, ya que el momento está sujeto a cambios dependiendo de cómo cooperen los testigos o si surgen pistas adicionales, dijeron múltiples fuentes demócratas.

Aún así, la teoría de trabajo entre los demócratas es que habrá una o dos semanas más de declaraciones privadas, y que las audiencias públicas ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara podrían comenzar tan pronto como la segunda semana de noviembre, cuando el Congreso regrese de un receso de una semana.

El presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, le dijo a CNN el lunes que es “posible” que se realice una votación en su comisión sobre los artículos de juicio político antes de Navidad. “Prefiero hacerlo bien”, dijo el demócrata de Nueva York, y agregó que el panel tendría que “obtener primero los informes de las otras comisiones” que detallen sus hallazgos.

La Comisión Judicial también puede celebrar su propia audiencia pública antes de votar sobre los artículos de juicio político, pero eso aún no se ha decidido.

Los demócratas dicen que la votación del jueves no es una autorización formal de la investigación de juicio político, pero sin embargo indica que están avanzando con la investigación a pesar de la resistencia de varios testigos del gobierno para comparecer a declarar. La decisión de celebrar una votación se produce después de la presión de los republicanos y la Casa Blanca de que la Cámara debería hacerlo, y socava el tema de discusión clave de la administración Trump de que la investigación fue ilegítima porque no recibió un voto completo de la Cámara.

MIRA: ¿Qué significa la expresión ‘quid pro quo’ y qué tiene que ver con el ‘impeachment’ a Trump?

Al mismo tiempo, la votación del jueves podría poner en una difícil posición política a los demócratas de los distritos de tendencia republicana: Pelosi y los líderes demócratas consideraron y decidieron no realizar una votación formal para autorizar la investigación a principios de este mes, en parte debido a las preocupaciones expresadas por moderados en su grupo político.

Pelosi dijo en una carta a los legisladores el lunes que la Cámara avanzará con la votación sobre los procedimientos “para eliminar cualquier duda sobre si la administración Trump puede retener documentos, evitar el testimonio de testigos, ignorar citaciones debidamente autorizadas o continuar obstruyendo la Cámara de Representantes”.

“Esta resolución establece el procedimiento para las audiencias abiertas al pueblo estadounidense, autoriza la divulgación de las transcripciones de las declaraciones, describe los procedimientos para transferir pruebas a la Comisión Judicial, ya que considera posibles artículos de juicio político y establece los derechos del debido proceso para el presidente y sus consejeros”, escribió Pelosi.

Fuentes demócratas dicen que la resolución fue necesaria para establecer los procedimientos exactos para transferir pruebas de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes a la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, y detallar los procedimientos para llevar a cabo audiencias públicas en la investigación de juicio político.

Un detalle clave que se votará esta semana: el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara, Adam Schiff, quiere permitir que los miembros del personal también participen en el interrogatorio, según múltiples fuentes.

Varias fuentes dijeron que la resolución de esta semana sorprendió incluso a los principales miembros y a los líderes que desconocían estos planes.

La medida no es oficialmente un voto para autorizar la investigación, dicen las fuentes demócratas, aunque argumentan que la Casa Blanca no tendrá motivos para resistir sus citaciones después de que esta votación establezca los procedimientos a medida que avanzan en los próximos pasos.

Aun así, Pelosi había dicho previamente que no necesitaba votar en absoluto sobre la investigación de juicio político, calificándola de “tema de conversación republicana”.

“No hay ningún requisito de que tengamos una votación, así que en este momento no vamos a tener una y estoy muy contenta con la consideración de nuestro grupo con el camino en el que estamos”, dijo Pelosi el 15 de octubre. No estamos aquí para engañar. Estamos aquí para encontrar la verdad, para defender la Constitución de Estados Unidos”, dijo Pelosi.

Los republicanos han atacado el proceso de juicio político
Pero la votación ayudará a los demócratas a rechazar el argumento republicano de que los demócratas están llevando a cabo una investigación de juicio político ilegítima a puerta cerrada. Los legisladores republicanos han atacado repetidamente a los demócratas por no votar en la investigación, mientras que la Casa Blanca ha argumentado que no necesita cooperar porque la investigación es ilegítima.

La Casa Blanca y los republicanos de la Cámara criticaron el plan de los demócratas de celebrar una votación, continuando con su ataque al proceso de la investigación de juicio político.

“No podremos comentar completamente hasta que veamos el texto real, pero la presidenta Pelosi finalmente está admitiendo lo que el resto de Estados Unidos ya sabía: que los demócratas estaban llevando a cabo un proceso de destitución no autorizado, negándose a dar el debido proceso al presidente, y sus declaraciones secretas, sombrías y de puertas cerradas son completamente e irreversiblemente ilegítimas”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en un comunicado.

Pero los consejeros del ala oeste de la Casa Blanca todavía están decidiendo en privado cuál debería ser su estrategia.

Hasta ahora, han argumentado que los demócratas estaban llevando a cabo una investigación ilegítima en secreto, dos aspectos que podrían cambiar con el voto para formalizarlo y celebrar audiencias públicas.

El pensamiento dentro de la Casa Blanca durante las últimas semanas ha sido que si los demócratas votan para autorizar una investigación, la administración ya no podrá argumentar que los demócratas no tienen un propósito legislativo para sus investigaciones. Probablemente robaría a los republicanos el punto de discusión de que esta es una investigación falsa que ha negado a Trump sus derechos de debido proceso. Podría obligar a los republicanos a centrarse únicamente en defender las acciones del presidente, en lugar de atacar el proceso, que hasta ahora varias figuras clave de su partido han dudado en hacer.

Pero podría haber algunos beneficios para la Casa Blanca. Una votación formal podría significar que la Casa Blanca pueda revisar la evidencia reunida, tener un abogado presente e interrogar a los testigos durante las declaraciones en el Capitolio.

Hasta ahora, los consejeros de Trump se han visto obligados a conocer los desarrollos de los informes de noticias, y no se les dan transcripciones de lo que se dice a puerta cerrada. En este momento, los funcionarios dicen que están esperando ver lo que dice el texto de la resolución, aunque no está claro a dónde irán desde allí.

Los aliados de Trump en el Congreso todavía están atacando el proceso.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, tuiteó el lunes que “han pasado 34 días desde que Nancy Pelosi declaró unilateralmente su investigación de juicio político”.

“El retroceso de hoy es una admisión de que este proceso ha sido fallido desde el principio”, escribió McCarthy, un republicano de California, en su tuit. “No legitimaremos la acusación falsa de Schiff y Pelosi”.

CNN

Comentarios