Afición del Atlas vuelve con el grito homofóbico, y árbitro detiene el partido

El partido celebrado en el Estadio Jalisco entre el local Atlas de Guadalajara y Necaxa se suspendió por un momento, debido a que apareció el grito homofóbico que busca erradicar la Liga MX. Ante la insistencia del grito, la Liga ya emitió un aviso para el equipo tapatío.

Una vez que los Rojinegros se vieron abajo en el marcador 2-0, en los despejes de puerta del portero visitante Hugo González y hasta en un cobro de falta de los hidrocálidosla afición local hizo escuchar el ya conocido “¡Ehhh, pu…!”

Tal situación provocó el primer aviso del árbitro central Fernando Guerrero para que el sonido local hiciera un llamado de atención, y una vez que persistió dicho acto el silbante decidió detener unos instantes el encuentro cuando ya corría el tiempo agregado.

La Liga MX se pronunció al respecto sobre estos actos discriminatorios, que pueden causar sanciones importantes para los encargados de encabezar este grito, desde los aficionados hasta el club.

“En el Estadio Jalisco, en las tribunas, se presentó un acto discriminatorio y ofensivo. Se da el primer aviso. Si tú vas a asistir este fin de semana a algún estadio, no repitas estos actos. ¡Di no a las faltas de respeto e impide que tu equipo sea afectado!”, detalló la Liga MX tras los primeros gritos de la afición rojinegra.

Comentarios