Hallan a tiburón blanco con enormes mordidas en la cabeza

De acuerdo con investigadores, el animal presentaba cicatrices tras una pelea con otros machos por alimento o una hembra; aseguran que “Vimy” no sufrió por la heridas porque sanan rápidamente.

Investigadores de Ocearch hallaron en el Atlántico Norte a un tiburón blanco, de más de tres metros de largo y 530 kilogramos de peso, que presentaba algunas cicatrices en la cabeza producto de enormes mordidas.

Aunque las mordidas que tenía “Vimy” (nombre que dieron al animal) sorprendieron por su gran tamaño, los científicos consideraron que las mordidas fueron producto de una pelea con otros machos por una hembra o de un ejemplar de mayor tamaño que defendió su alimento.

Agregaron que no le producen dolor ya que esta especie tiene la capacidad de sanar pronto y las heridas ya cicatrizaron.

“Fue un animal muy grande el que lo agarró, algo significativamente más grande. Cualquier cosa que pueda agarrar a un animal así por la cabeza es bastante impresionante”, señaló Chris Fischer, presidente de la organización científica que estudia, etiqueta y monitorea a los tiburones blancos para su preservación.

A decir de Ocearch, este hecho es una pista para que sus investigadores descubran dónde se aparean los tiburones blancos en el Atlántico Norte, algo que no habían logrado descifrar.

“Encontramos tres machos en ese mismo lugar y los otros dos tenían muestras de esperma viables. Sabemos que el apareamiento de tiburones es muy violento. Los tiburones mordiéndose unos a otros en la cabeza no es algo nuevo”, agregó Fischer.

La Razón

Comentarios