El INAI solicitó datos del estado de salud del Presidente? No, ni tiene facultad para hacerlo

Según López Obrador, el Instituto se excede en sus funciones al preguntar por su salud. Lo que el presidente ignora, es que las solicitudes de información que llegan a Presidencia son hechas por ciudadanos y no por el INAI.

Frase
“Ayer pidieron un informe al instituto de la transparencia (…) además imaginen, este instituto lo creó el conservadurismo, lo apoyaron los de la supuesta sociedad civil y la prensa conservadora, el instituto de la transparencia; nunca vieron nada de corrupción”

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó este jueves que el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública (INAI) es cómplice de los conservadores, dijo que “no se miden” y que sus funciones son “un exceso”. Para probar sus dichos, leyó una solicitud de información pública que requiere conocer su estado de salud.

“Miren lo que piden: ‘Solicita constancia médica y psiquiátrica del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (…) se solicita un análisis general de orina y de química sanguínea a la fecha actual del mes de octubre, así como el dictamen cardiovascular de la persona (…) Imagínense, no se mide”, leyó el presidente ante reporteros en conferencia de prensa.

El Sabueso: ¿Ordenó el INAI mantener en secreto caso Odebrecht como dijo AMLO?

El mandatario acusó al INAI de excederse con esas peticiones, pero se equivoca al insinuar que el Instituto está a cargo de hacer solicitudes de información pública. En realidad, las solicitudes las realizan los ciudadanos y se dirigen a los sujetos obligados, en este caso a Presidencia.

El papel del INAI consiste en vigilar que los ciudadanos puedan tener las herramientas para acceder a información pública según lo que marca la Ley General de Transparencia, no a realizar solicitudes de información, como señala el Presidente.

El INAI no concentra información pública de otros dependencias o instancias de gobierno ni tiene la facultad de solicitarla a nombre de los particulares.

No solo eso, el mandatario también ignora que según lo que establece la misma ley, ni siquiera está obligado a contestar a esa solicitud de información, pues el expediente clínico de un funcionario público, independientemente del cargo que ocupe, es información personal, de carácter confidencial.

Leer más: INAI niega difusión de lista de periodistas; información que envió Presidencia está en revisión

López Obrador también pasa por alto que esta no es la primera vez que un ciudadano cuestiona a un presidente sobre su salud. La de Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto también fue un tema de interés en los sexenios pasados. En todas esas ocasiones, se resolvió que no estaban obligados a presentar sus expedientes clínicos.

Animal Político

Comentarios