Primera generación de Afore, con las horas contadas y las pensiones ‘en duda’

De acuerdo con la Amafore, solo el 30 por ciento de los que cumplen 65 años en 2021 va a poder aspirar a tener una pensión, ya que el resto no cumple con las semanas de cotización mínimas.

De los 40 mil trabajadores que se tienen identificados que van a cumplir 65 años en 2021 (año de la primera generación Afore), solo un 30 por ciento, que son 12 mil empleados, va a poder aspirar a tener una pensión, ya que el resto no cumple con las semanas de cotización establecidas, dijo este lunes Bernardo González Rosas, presidente de la Asociación Mexicana de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore).

En conferencia de prensa, el presidente de la Amafore explicó que solo el 30 por ciento de la primera generación de Afore pueden alcanzar las mil 250 semanas mínimas de cotización y tener una pensión, aunque esta esté por debajo de los estándares internacionales.

“La ventaja de las Afores, incluso si el trabajador no llega a las semanas mínimas de cotización, (es que) la administradora lo que hace al final de la vida laboral del trabajador es que le entrega los recursos que contribuyó, más los rendimientos que se generaron por la inversión de esos recursos. Una de las ventajas del sistema de cuentas individuales versus el sistema anterior, que eran 500 semanas, pero si no llegabas no te toca nada. En este caso, aunque no llegues al mínimo de semanas, puedes llevarte tu ahorro, pero no tendrías una pensión”, describió González.

González Rosas comentó que la primera generación Afore se va a retirar en un par de años y el tiempo ya se acabó para buscar una mejor ley de pensiones. “Realmente el tiempo se agotó, no hay más tiempo. Eso es lo que queremos poner en la mesa con el Gobierno, los trabajadores y las empresas: la posibilidad de llevar a cabo una reforma de pensiones en México”, indicó.

El presidente de la Amafore aseguró que se pueden encontrar soluciones innovadoras y se pueda tener un compromiso de todos los participantes para tener esa reforma.

“Las expectativas de la primera generación Afore no son buenas, sobre todo para quien aproximadamente en 1997 tenía 40 años de edad y se incorporó al mercado laboral y tiene una Afore. La expectativa es que tengan una pensión por debajo de los estándares internacionales en materia de tasa de reemplazo. En la reforma que se lleve a cabo se puede discutir alternativas para atender esta población desfavorecida”, consideró González Rosas.

Alternativas
Las alternativas deben ser viables y no costosas para atender a los que no alcanzarán una pensión, dijo Rosas. El presidente de la Amafore dijo que todavía quedan algunos meses para llevar a cabo un ajuste a los parámetros de semanas cotizadas o, incluso, la tasa de aportación obligatoria.

“En la Convención buscamos que los actores se pronuncien en torno a este tema y también soluciones alternativas al tema de generación en la transición Afore”, añadió.

Una alternativa sería que se les permita a los trabajadores comprar semanas, con la adecuación de las semanas de cotización, revisar las contribuciones mínimas, qué hacer con los primeros que se van a retirar, entre otras.

También para los que no alcancen una pensión se puede proponer que su ahorro se les vaya dando paulatinamente para que lleven un control y no se los terminen en los primeros meses u años después de su retiro.

El Financiero

Comentarios