Los que van por el PAN

Por: Manuel Narváez Narváez

Email: mnarvaez2008@hotmail.com

Faltan poco más de 21 meses para la gran elección del 2021, pero en la granja panista ya se escuchen relinchidos y cacayacas.

La joya de la corona para el PAN en estos tiempos lo es sin duda Chihuahua capital, por el tamaño del padrón electoral y por tener una votación prácticamente similar a la de Ciudad Juárez. El centro sur de la entidad también es zona de influencia para el panismo.

El nombre del o la candidata que abandere los sueños de Acción Nacional en chihuahuitas tierras y busque sumarle votos al candidato o candidata a la gubernatura del estado, reviste enorme importancia, porque dependiendo de los arreglos internos entre los grupos predominantes, en esa medida tendrán posibilidades de competirle a MORENA, quiérase o no, el rival a vencer.

Para quienes conocen las entrañas del octogenario partido, sabe que la disputa por la candidatura a gobernador implica negociar la de Chihuahua, incluyendo las dos para diputados federales, las 5 de para diputados locales y la de síndico.

Algunos adictos a la nómina del gobernador Corral ven con simpleza un trueque entre palacio y la alcaldía capitalina, es decir, que la familia feliz imponga los candidatos en el municipio de Chihuahua y los MARUs se quede con la del gobierno der estado.

En lo personal se me hace muy gorda Antonia para que el arreglo sea así de pelada, porque la predisposición para la traición del mandatario estatal que todavía milita en el partido, arrastraría al suicidio al grupo dominante en la capital en caso de entregar la principal plaza a cambio del casquete que pudiese representar la candidatura al gobierno el estado.

Bajo este contexto, suenan cinco para obtener la nominación en el municipio de Chihuahua. Al margen del fierro que representen, son: Marco Antonio Bonilla Mendoza, Roberto Lara Rocha, Miguel Riggs Baeza, Miguel La Torre Sáenz y Rocío Reza Gallegos.

Los cinco cuentan con trayectoria política, ascendencia hacia el interior del PAN y presencia entre la opinión pública. Cualquiera que obtenga la candidatura arrancaría con un fuerte respaldo ciudadano si consideramos que el partido ha alcanzado niveles de votación históricos en las dos elecciones recientes, amén de la buena evaluación a la administración de María Eugenia Campos.

La influencia hacia el exterior de los que suenan por la capital podría ser determinante para Acción Nacional, ya que no solo implica mantener y aumentar la votación reciente, sino sacudirse la carga del pésimo gobierno de Javier Corral y la posibilidad de enfrentar a Juan Blanco, un ex alcalde y ex diputado federal satanizado hacia el interior del PAN, pero con fuerte presencia en el electorado.

De Marco Bonilla se sabe que es carismático, chambeador, ducho en campañas electorales y apapachado en colonias populares.

Roberto Lara el “Pony” tiene grandes zancadas a pesar del mote. Las crines llegan a los cascos con los que ha corrido ligero; ya sabe que es ganar elecciones internas y le mueve a la tenebra de la administración pública.

Miguel Riggs es un gallo muy jugado en tan solo 6 años. Ha ganado dos elecciones constitucionales con votaciones que han dejado en ridículo a sus adversarios. No se caracteriza por dominar el lenguaje político tradicional, pero es un perro para hacer campaña y es empático con el elector.

Miguel La Torre Sáenz tiene trayectoria como dirigente, en los debates y la administración pública. Hay quienes lo ven hosco para el trato, sin embargo, es hábil para aprovechar los escenarios. Es diputado local y ya fue regidor.

Rocío Reza es actualmente la dirigente estatal de Acción Nacional. Ella es la más experimentada en las lides políticas de los cinco que irían por el PAN a la alcaldía de Chihuahua. Ha sido diputada federal y local, funcionaria federal y estatal, y candidata al senado de la república.

Cierto, todavía falta tiempo, pero también es cierto que no sólo en los cafés y las columnas políticas hay debate, sino que, en cualquier reunión familiar, de trabajo o de amigos el tema sale a colación. El más recurrente es la candidatura al gobierno del estado, obvio, sin embargo, al interior del PAN la levadura se nota en todas las paredes.

P.D. Independientemente de quien obtenga la candidatura, me parece que nos todos de los que suenan llegarán a las elecciones con la misma pasión, ni con la misma camiseta.

Comentarios