Digisexuales: Amor y atracción por los robots

Algunas personas se sienten atraídas sexualmente por robots y otros aparatos electrónicos.

“En el amor y la guerra todo se vale”… eso dicen por ahí y como en este mundo la tendencia indica que las máquinas cada vez ocuparán más espacios, no es de extrañarse que hayan comenzado a ocupar un espacio en el ámbito de las emociones y las relaciones personales y sexuales.

La prueba clara de esto es que, actualmente hay personas, tanto hombres como mujeres, que se definen a sí mismas como digisexuales; es decir: siente atracción y/o amor por robots.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Manitoba, en Canadá, Las personas que se definen bajo esta identidad, toman como fuente de afecto y compañía el contacto con aparatos electrónicos y gadgets.

Estos objetos de amor pueden ir desde los aparatos más comunes como puede ser un celular o una tableta, hasta otros más complejos y poco cotidianos como un robot dotado de inteligencia artificial.

Robots, un nuevo objeto de placer

No es de extrañarse que haya personas que hoy sientan atracción por un robot pues el mercado que existe alrededor del placer sexual se ha encargado ya de crear objetos específicos para satisfacer deseos y  fantasías eróticas, además de tener uno que otro talento.

El ejemplo perfecto es Henry, el robot sexual que es capaz de abrazar, recitar poesía y (obviamente) sostener relaciones sexuales haciendo la función de un dildo con vibraciones incluidas.

SDP noticias

Comentarios