A flote, negligencia rusa tras explosión nuclear

La infraestructura para desarrollar pruebas con misiles carece de mantenimiento, opina experto; cientos de personas deben evacuar periódicamente, ante riesgos.

En Rusia, los residentes de un pueblo siberiano, cerca de donde explotó accidentalmente un misil que transportaba material nuclear, el pasado jueves, comenzarán a evacuar este miércoles, acción que ya se convirtió en una práctica común para los 450 habitantes que podrían verse afectados por el aumento en los niveles habituales de radiación que, según admitió el Servicio Público Meteorológico, se multiplicó hasta por 20.

Aunque los niveles de radiación aún están muy lejos del límite que provoca riesgos a la salud, los constantes accidentes que motivan la movilización de los residentes de Nyonoksa dan cuenta de que la infraestructura para realizar pruebas con energía nuclear carece de mantenimiento o no cumple con los estándares mínimos de seguridad.

Julio Martinell, investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó a La Razón que uno de los problemas que provocan los accidentes nucleares —como el que mató a cinco trabajadores en Nyonoksa— es que las plataformas de ensayo carecen de mantenimiento.

“Si ocurre una vez, es algo que puede pasar, pero no es la primera ocasión que se da una explosión como ésta en Rusia. Hace falta mantenimiento a las instalaciones y esto es bastante preocupante”, consideró.

“Nuestro presidente ha dicho repetidamente que la ingeniería rusa en este sector supera significativamente el nivel que otros países han logrado alcanzar por el momento, y es bastante único”

Dmitry Peskov

Portavoz del Kremlin

Testimonios recogidos por varias agencias internacionales de habitantes en Nyonoksa reflejan que se han hecho varias evacuaciones por peligro nuclear. Hace varios años, parte de un misil en llamas cayó sobre una casa, el pueblo se incendió y las personas tuvieron que marcharse.

Martinell observó, además, que aunque se trate de una comunidad pequeña —no llega al medio millar de habitantes— es riesgoso contar con asentamientos civiles, cerca de donde se hacen pruebas nucleares, sobre todo si se trata de un arma de alto alcance.

“Rusia, como otras potencias, se arriesga a utilizar la energía nuclear para impulsar misiles, lo cual genera un riesgo mayor al planeta”. Moscú “ha presumido que tiene la capacidad de crear armas inalcanzables, que pueden, incluso, darle la vuelta al planeta”. Justamente, “la energía nuclear se ha desechado para propulsar cohetes que lleguen al espacio pues aunque la posibilidad de un incidente sea mínima, si ocurre, puede acarrear severos daños a la atmósfera”.

 

En medio de las inquietudes sobre los posibles riesgos de radiación, el gobierno local quiso minimizar las operaciones preventivas: “esto no será una evacuación, sino una medida de rutina”.

Un residente dijo a la cadena TV29.ru que al menos algunos de los aldeanos caminarían hacia el bosque, fuera del pueblo, en lugar de abordar el tren especial que prometió enviar la autoridad.

“Dijeron que no había cambios en el fondo de la radiación y que no había nada de qué preocuparse”, dijo el residente, quien pidió no ser identificado.

El misil explotó en el Centro Nuclear Federal. Expertos estadounidenses, así como el presidente Trump, han sugerido que se trataba de un misil de crucero experimental de propulsión nuclear, designado como Skyfall por la OTAN.

El portal noticioso Dvina Today informó que 10 trabajadores en el Hospital Clínico Regional Arkhangelsk que habían tratado a las víctimas de la explosión volaron a Moscú el pasado lunes y fueron llevados al Centro Médico y Biofísico Federal, donde tres trabajadores que resultaron heridos en la explosión están en tratamiento por quemaduras.

  • El Dato: El Tratado INF, firmado en 1987, evitaba que EU y Rusia desarrollaran y tuvieran misiles balísticos y de crucero nucleares y convencionales, con alcance de entre 500 y 5,500 km.

Rusia afirmó ayer que estaba ganando la carrera para desarrollar nuevas armas nucleares de largo alcance, a pesar de la explosión del jueves. En respuesta, el  presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que el Pentágono tiene “tecnología similar” a la que presume su homólogo Vladimir Putin, “aunque ésta es más avanzada”.

La Razón

Comentarios