Bauer se le escapa a los Yankees y va a Cincinnati

Se le está acabando el tiempo a los New York Yankees para reforzar su maltrecha rotación.

El manager Aaron Boone pidió a gritos al derecho Trevor Bauer, en desgracia con los Cleveland Indians después de su perreta dominical, pero su reclamo parece haber caído en saco roto a los oídos de la gerencia.

Al final, Bauer se le escapó a los Yankees y fue parte de un megacanje a tres bandas que incluyó a los Cininnati Reds y a los San Diego Padres.

El serpentinero, uno de los mejores disponibles en el mercado de cambios, fue enviado a los Rojos, mientras los Indians recibieron al pintoresco y siempre polémico jardinero cubano Yasiel Puig.

A las puertas de la agencia libre, Puig, de 28 años, tuvo un arranque lento en su primera temporada con Cincinnati, pero ha tenido un repunte interesante y en los dos últimos meses ha disparado 12 de sus 22 jonrones, con average de .297 y 28 carreras remolcadas.

Además, es uno de los mejores defensores de la pradera derecha, dispuesto siempre a arriesgar su físico para atrapar la pelota y con un rifle por brazo que hace casi imposible el avance de los corredores a una base extra.

Lo curioso de este caso es que cuando la noticia ya se sabía, el cubano todavía se mantenía en el juego de este martes ante los Pittsburgh Pirates y en medio de una trifulca que se armó en el partido, hasta que finalmente fue sustituido por Phillip Ervin.

Pero la Tribu además reforzó sus jardines con el poderoso dominicano Franmil Reyes, de los San Diego Padres, equipo del cual adquirió además al lanzador novato Logan Allen, quien ha trabajado ocho juegos, cuatro como abridor y otros tantos como relevista, con récord de 2-3 y efectividad de 6.75.

En el intercambio, Cincinnati envió a San Diego al prospecto Taylor Trammel, un jardinero zurdo de 21 años que en cuatro temporadas en las Menores batea para .273 y OBP de .367, con 107 bases robadas en 140 intentos.

Sorpresivo resultó que los Padres se desprendieran de Reyes, un rompecercas natural de 24 años, que tiene 27 jonrones y 46 remolcadas en su segunda campaña de Grandes Ligas y parecía formar parte del núcleo en torno a sus compatriotas Manny Machado y Fernando Tatis Jr.

Y sobre todo, porque los rumores de cambio apuntaban más a Hunter Renfroe, otro jardinero de gran poder, con 29 vuelacercas y 58 empujadas, pero tres años más viejo y elegible para arbitraje salarial en este invierno, mientras que el dominicano estaba bajo control del equipo por más tiempo y no le tocaba ascenso de sueldo por esa vía hasta el 2022.

Con Puig y Reyes, Cleveland adquiere dos hombres que pueden ayudar mucho al equipo en un departamento bastante necesitado de poder, donde Jordan Luplow y Jake Bauers apenas suman entre ambos la misma cantidad de vuelacercas del Caballo Loco.

Los recién llegados deberían ocupar las esquinas de los jardines en el esquema del manager Terry Francona, mientras el novato colombiano Oscar Mercado se ve como una estrella en ascenso en el bosque central.

ESPN

Comentarios