Masones reclaman que evangélicos hagan reparto de la Cartilla Moral

El líder de la orden, José López, señala que buscan reunión en Presidencia para plantear la falta; entregaremos 10 mil ejemplares en una primera etapa, indica dirigente religioso; alistan demanda ante reparto de la obra por parte de evangélicos.

Ante el inicio del reparto de la Cartilla Moral por parte de grupos evangélicos, la Logia Masónica de la Ciudad de México emprenderá un proceso legal por “violaciones al Estado laico” por parte del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Así lo advirtió el gran maestro de esta orden, José Mauricio López López, quien puntualizó que no rechazan el contenido de la obra original de Alfonso Reyes, pero señaló que la forma en la que el titular del Ejecutivo federal se coordina con las Iglesias evangélicas es una violación a la laicidad del país.

Por ello, en entrevista con La Razón, indicó que buscan un encuentro con el primer mandatario, mediante el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra, para plantearle la falta constitucional en la que incurre con esta estrategia para repartir el texto.

López López reconoció que apoyaron al Presidente durante la campaña electoral, por lo que ahora buscarán hacer valer ese respaldo para que él observe esta falla e indicó que en caso de que no sea así procederán por una vía jurídica.

“Nuestra parte jurídica está planteando la posibilidad del recurso legal. Yo mismo lo haré y lo que represento es una estructura bien definida”

José López López

Líder de la Logia Masónica de la CDMX

Aclaró que a pesar de que el Gobierno federal también prevé la participación de los masones para la distribución de la obra, “no estaríamos participando, no somos sus mensajeros, ni de Dios tampoco. Podemos participar y colaborar de otra forma. La Cartilla Moral es un buen elemento, pero no de la forma en la que se está haciendo”.

De hecho, el pastor Arturo Farela, presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), explicó a este diario que los ejemplares que comenzarán a entregarse a partir de hoy son sólo un primer paquete de distribución.

Indicó que tienen previsto entregar un promedio de 10 mil reproducciones de este documento en los siguientes meses hasta abarcar toda la república y el arranque de la distribución será la capital del país, pero avanzarán por cada una de las entidades.

“Distribuiremos un promedio de 10 mil Cartillas Morales mensuales. Vamos a repartirlas en todo el país. Empezaremos en la Ciudad de México”

Arturo Farela

Presidente de Confraternice

“Estaremos distribuyendo un promedio de 10 mil (obras) mensuales. Vamos a repartirlas en toda la República Mexicana Iniciaremos en la Ciudad de México e iremos por estado, nuestros pastores decidirán”, comentó.

Apuntó que el documento formará parte de las tareas de evangelización de las siete mil iglesias que forman parte de la Confraternice, lo que significa que no sólo la repartirán, sino que la explicarán.

“No se puede repartir algo que no se conoce y que no se tiene la convicción del beneficio que hay. Por eso, nosotros vamos a explicar el contenido de la Cartilla Moral”, subrayó.

Luego de 25 años de amistad que, dijo, tiene con el Presidente López Obrador, Farela destacó que también lo apoyarán en otros programas sociales de su gobierno, como el de Jóvenes Construyendo el Futuro y Jóvenes Escribiendo el Futuro, en los que, explicó, estarán involucrados los empresarios evangélicos.

Indicó que como parte de las tareas que los integrantes de esta iglesia realizan en estos programas, también les inculcarán valores con esta obra a los jóvenes: “En ambos casos se les enseña principios y valores a través de este texto”.

  • El Dato: Miembros de esa iglesia, cuyo número se calcula en 30 millones en todo el país, han manifestado abiertamente apoyar los programas sociales de la Cuarta Transformación (4T).

Asimismo, dijo que puso a disposición del Gobierno los 50 albergues que tiene la Confraternice en las fronteras sur y norte del país para atender a los migrantes que lo requieran, con capacidad para albergar entre 300 y 500 personas cada uno.

 

La Razón

Comentarios