Inician pruebas clínicas de brasier inteligente que detecta cáncer

El brasier EVA, diseñado por el joven Julián Ríos, estudiante del Tec, será probado en 4 mil 500 mexicanas de la CDMX, Monterrey y Culiacán. El diagnóstico es indoloro, sencillo y preciso.

El brasier inteligente EVA, creado por un estudiante de preparatoria del Tecnológico de Monterrey, para detectar cáncer de mama a través de cambios de temperatura en los senos femenino, comenzó a probarse desde el 1 de mayo en 4 mil 500 mujeres mexicanas, como parte de una prueba clínica inédita en México para obtener los permisos para su uso y exportación. El creador de esta innovación es Julián Ríos, quien tiene 19 años de edad y presentó su invento cuando tenía 17 años.

Los 4 mil 500 tamizajes se realizarán en Ciudad de México, Monterrey y Culiacán. Las pruebas son complementarias y se aplicarán de forma aleatoria, durante los siguientes ocho meses, a mujeres que acudan a practicarse una mastografía a clínicas de Salud Digna en las ciudades mencionadas.

El proceso completo dura aproximadamente 20 minutos y contribuye a que las pacientes tengan mayor certeza de su estado de salud.  Como parte de esta colaboración se atenderá a alrededor de 185 pacientes mensualmente en cada clínica, por lo que al cierre del año se habrá beneficiado a más de 4 mil 500 mujeres.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL. EVA es el nombre de un brasier que integra tecnología electrónica para monitorear la salud de los senos. Se trata de un dispositivo portátil que utiliza inteligencia artificial y está equipado con 198 sensores que colectan información y con ella permiten elaborar un mapa de la temperatura en diferentes zonas del tejido mamario.

En 2018, EVA fue probado en 400 pacientes en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y este año comenzará pruebas clínicas en diversos Institutos de Salud. La investigación realizada con EVA ha sido presentada en el Royal Society of Medicine en el Reino Unido.

En 2018 se formó la empresa EVA Tech, que fue nombrada como una de las 30 empresas más prometedoras de ese año por la revista Forbes y es parte de Y Combinator, la aceleradora de empresas más prestigiosa del mundo. También es considerada una de las 50 empresas más innovadoras del mundo de acuerdo con la Kairos Society y la revista INC.

Su creador, Julián Ríos, fue el primer mexicano en ganar el reconocimiento llamado Global Entrepreneur Award de EO, la organización de emprendedores más grande en el mundo y es uno de los únicos dos mexicanos en ser parte del Thiel Fellowship, uno de los reconocimientos más importantes a nivel global para emprendedores menores de 23 años.

Para poder realizar la prueba con 4 mil 500 mujeres se realizó una alianza entre la empresa EVA Tech y la organización Salud Digna.

El diagnóstico es un procedimiento indoloro, sencillo y preciso, en el que las candidatas seleccionadas utilizarán el brasier Eva durante cinco minutos. Los sensores de temperatura integrados al brasier hacen un mapeo de los patrones térmicos del tejido mamario, para analizarlos con conjuntos de operaciones matemáticas o algoritmos de inteligencia artificial, los cuales generan una evaluación de riesgo y posible presencia de cáncer de mama.

“Uno de los principales obstáculos para la detección temprana del cáncer de mama es que no presenta ningún síntoma en etapas iniciales; con nuestra tecnología buscamos que las mujeres tengan acceso a métodos seguros y confiables para que tomen el control de su salud”, señaló Julián Ríos.

El estudio clínico formará parte de un proyecto de investigación que culminará con una publicación científica sobre la precisión y efectividad de EVA como una herramienta no invasiva para el monitoreo de la salud de los senos y la detección temprana del cáncer de mama.

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta la salud física y emocional de las mujeres y en México alrededor de 90 por ciento de los casos se detecta en etapas tardías.

 

La Crónica de hoy

Comentarios

comentarios