México, el décimo más hackeado del mundo

Avast señaló que impresoras, cámaras, consolas son las más idóneas para hackers; 16 millones de gadgets en América Latina pueden sufrir robo de datos personales.

Nuestro país es la décima nación y la tercera de América Latina, detrás de Brasil y Argentina, con más ciberataques en el mundo, con un 38.9 por ciento, mientras que Alemania el más bajo, con 16.7 por ciento, e India el más alto, con 52.4 por ciento.

De acuerdo con el último reporte Avast Security Report 2019, el 82.1 por ciento de los dispositivos vulnerables en las casas mexicanas tienen seguridad débil, como contraseñas o la autenticación simple de un solo factor. Además, el 18.1 por ciento de estos dispositivos son vulnerables debido a que no fueron vacunados con algún antivirus.

En nuestro país, entre los dispositivos más vulnerables se encuentran: impresoras, con 51.2 por ciento, dispositivo de red, 26.1 por ciento; cámaras de seguridad, 16.4 por ciento, dispositivos de almacenamiento, 2.4 por ciento y dispositivos de streaming; 1.5 por ciento. Tan sólo en América Latina, son más de 16 millones de dispositivos “hackeables”, lo cual puede facilitar el robo de datos personales, financieros, contraseñas y datos bancarios.

Recientemente, Lockton México reveló que a nivel mundial, tan sólo detrás de Estados Unidos y el Reino Unido, nuestro país se ubica en el tercer lugar de países con más ciberataques, lo que reflejó en el 2017 una pérdida de 7.7 mil millones de dólares como consecuencia.

En su momento, la corredora de seguros expuso que como resultado de los 25 mil millones de intentos reales de intrusión registrados a nivel global, los delitos y amenazas de ciberataques en el año anterior aumentaron 215 por ciento en nuestro país, comparado con el 2017.

Según Avast, al escanear a 11 millones de routers del mundo y encontró que más de la mitad (38.56 por ciento) tiene password débiles o tienen vulnerabilidades en el software. El programa obsoleto es a menudo el eslabón más débil de la cadena de seguridad, lo que lo convierte en una puerta de entrada fácil para los hackers que buscan acceder a otros dispositivos conectados.

Asimismo, más de un tercio de los hogares inteligentes en todo el mundo tienen uno o más dispositivos que podrían ser atacados, a medida que los usuarios agregan más dispositivos a sus hogares, se vuelven más vulnerable.

Entre los gadgets más fácilmente hackeables, se encuentra las tabletas, televisiones, consolas de videojuegos, asistentes de voz, cámaras de seguridad y bocinas inteligentes. Entre las recomendaciones destacan cambiar las contraseñas periódicamente, renovar antivirus y monitorear las redes constantemente.

Para Lockton, el caso de SPEI permite advertir que el riesgo de un ataque cibernético en cualquier empresa mexicana o del Gobierno es una realidad inevitable, ya que siete de cada 10 empresas mexicanas han experimentado un incidente relacionado con seguridad informática, motivo por el cual el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) impuso multas por más de 185 millones de pesos. El virus salta de equipo en equipo.

 

La Razón

Comentarios

comentarios