34 años después, un papa volvió a visitar Marruecos

Cielo gris, ropa colorida

El rey de Marruecos Mohamed VI recibe al papa Francisco en el aeropuerto Rabat-Salé. Las brillantes túnicas y sombrillas contrastan con el gris del día lluvioso. El otro contraste es el religioso: el jefe de la Iglesia Católica Romana visita Marruecos, un país en el que casi el 99 por ciento de la población es musulmana.

Francisco concluyó su visita de 2 días con una misa multitudinaria a las afueras de Rabat ante unos 10000 fieles. Francisco advirtió que los muros no impedirán que las personas busquen una vida mejor.

DW actualidad

Comentarios