Guzmán rescata el empate de último minuto ante las Chivas

En un final de partido por demás vibrante, un cabezazo de Carlos Guzmánconcretó el gol con el que los Rayos del Necaxa rescataron un valioso empate en casa por marcador 3-3 ante las Chivas del Guadalajara, con lo que mantienen el invicto en el Clausura 2019.

Los primeros minutos se caracterizaron por tener un juego de ida y vuelta, con movimiento en las áreas rivales pero sin concretar gol alguno. Miguel Ponce, apenas al minuto 3, definió una jugada de peligro del Rebaño con disparo picado que fue a las manos de Hugo González, y al 12′ Raúl Gudiño lograría desviar un disparo de larga distancia de Ángel Sepúlveda.

Poco a poco, el Rebaño se fue haciendo del control de las acciones, sin embargo sería por medio de un tanto en propia puerta por el cual las Chivas se adelantarían en el marcador. Un centro de Alexis Vega al área hidrocálida fue mal cabeceado por Ventura Alvarado al 26′, que sorprendió a González, perforando su propia portería.

La segunda parte mostró a un Chivas y a un Necaxa totalmente distintos. Los tapatíos carecieron de argumentos a la ofensiva, y los hidrocálidos se lanzaron al frente, consiguiendo la igualada al 51′ por medio de un disparo de Brian Fernández, que fue ligeramente desviado por Jair Pereira, para mandar la pelota a la red.

A pesar de que las Chivas intentarían reaccionar con un disparo de Carlos CisnerosFernández firmaría su doblete y la voltereta en el partido, con excelso disparo al 60′, tras dejar a cuatro defensas en el camino, y sacar remate en el área, imposible para Gudiño.

Necaxa estuvo a nada de sellar la victoria al 75′ tras un penalti decretado por César Ramos Palazuelos, tras una mano de Pereira en el área, pero Sepúlvedapecaría de confianza, y con toque suave centrado le daría la de gajos al cancerbero tapatío

Tal falla despertó a las Chivas, quienes se lanzaron con todo buscando el empate. El esfuerzo encontraría respuesta pronto al 81′, tras otro penal señalado por Palazuelos, ahora por una mano de AlvaradoAlan Pulido no fallaría, y pondría el 2-2 parcial.

Con suficiente tiempo en el reloj y con un Necaxa totalmente desconcentrado, las Chivas se lanzaron con todo por la victoria, premio que creyeron lograr conseguir al 88′, cuando un mal rechace de la defensa le dejo servido el balón al recién ingresado Ronaldo Cisneros, para que, con potencia lograra vencer a González, pero los locales aún tenían una carta más por jugar.

Fernández mandaría un balón al área rival, tras una falta en tres cuartos del campo; y dicho envío encontraría a Carlos Guzmán, quién con remate elevado de cabeza, sorprendería a Gudiño. La redonda fue bajando poco a poco y se incrustó en el ángulo izquierdo de la cabaña visitante. El Estadio Victoria estalló en júbilo, y el Necaxa firmaba un empate por demás vibrante, con lo que se mantiene invicto en el certamen.

 

Marca

Comentarios

comentarios