Propiedades polémicas de los políticos mexicanos

Terrenos, departamentos y casas millonarias han puesto en el ojo del huracán a más de un político y sus familiares.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que se trató de un error que no se incluyera en su declaración patrimonial un penthouse en Texas, el cual adquirió junto con su esposo en 2009 y el cual tiene un valor de 583 mil 646 dólares.

Esta propiedad que se suma a un terreno de 380 mil metros cuadrados, el cual adquirió en 1992 por un monto de 90 millones de pesos de esa época y de un departamento de 318 metros cuadrados, el cual compró en 2004 por dos millones 711 mil 961 pesos, ambas propiedades las adquirió de contado.

Esta no es la única polémica que se ha generado en torno a la clase política y sus propiedades inmobiliarias, ya que su posesión dio paso a la especulación sobre posibles actos de corrupción para poder adquirirlas.

LA CASA BLANCA

Uno de los casos más recordados es el de la ‘Casa Blanca’, de Angélica Rivera, esposa del ex presidente Enrique Peña Nieto, en Las Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México, cuyo costo se estimó en siete millones de dólares de 2014, la cual fue construida por Grupo Higa, propiedad de Juan Armando Hinojosa Cantú, quien una de sus constructoras realizó varias obras en el Estado de México, cuando Peña fue gobernador, además de rentar aeronaves al PRI para la campaña presidencial de 2012.

Tras el escándalo, Angélica Rivera explicó en un video cómo adquirió la propiedad además de decir que vendería los derechos de la vivienda para “defender la integridad” de su familia; aunque Presidencia dio a conocer que no se vendieron los derechos, sino que se canceló la operación y la  empresa le regresó su dinero y los intereses pagados.

LA NAVE INDUSTRIAL DE ANAYA 

Durante las más recientes campañas electores, el candidato a la presidencia por la alianza PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Ricardo Anaya, se vio involucrado en un posible caso de lavado de dinero por la compra de un terreno para la edificación de una nave industrial, operación que se llevó a cabo en 2014.

En este caso, las acusaciones que se le hicieron a Anaya fue la creación de empresas fantasma para triangular varios millones de pesos para simular la compra-venta de la nave industria, con lo cual se benefició a una empresa del ex candidato, en donde participó el empresario Manuel Barreiro, cercano a Anaya.

LAS PROPIEDADES DE BARRALES 

Alejandra Barrales Magdaleno, quien aspiró al gobierno de la Ciudad de México por la misma alianza que Anaya y quien también fue presidenta nacional del PRD, estuvo envuelta en la polémica, ya que se dio conocer que tenia una vivienda de 13 millones de pesos en las Lomas de Chapultepec, pero también un departamentos de ocho millones de pesos en Acapulco, Guerrero, así como otra departamento en Miami, el cual costó poco más de 14 millones de pesos.

Esas propiedades fueron adquiridas cuando de desempeñó como senadora de la República y funcionaria en el gobierno de la ciudad, durante la gestión de Miguel Ángel Mancera; aunque en octubre de 2008 puso a la venta su departamento de Miami.

EL “PARTENÓN” DEL NEGRO DURAZO 

En el sexenio de José López Portillo, Arturo Durazo Moreno fue el jefe del Departamento de Policía y Transito del Departamento del Distrito Federal, quien se construyó un Partenón a finales de los años 70 y que se ha convertido en uno de los atractivos turísticos clandestinos en Zihuatanejo, Guerrero.

La propiedad, que ha sido saqueada con el paso de los años, está inspirada en el templo de Atenea y en la Acrópolis de Grecia. Tiene 20 mil metros cuadrados y está enclavada en los más alto de un cerro, frente a la bahía La Ropa.

La obra tuvo un costo aproximado de 700 millones de pesos y de acuerdo con el gobierno de Guerrero, “se disfrutó poco”, porque la cerraron en 1982, durante la campaña anticorrupción en el sexenio de Miguel de la Madrid, que logró capturar a Arturo Durazo y encarcelarlo en 1984 por acopio de armas, fraude, evasión fiscal y contrabando.

‘LA COLINA DEL PERRO’ 

Este fue el nombre popular con el que se conoció a una mansión del ex presidente José López Portillo, la cual se construyó poco antes de terminar su sexenio. 

En el complejo fue instalada una subestación eléctrica que “bien podría abastecer de luz a todo un poblado de mediana dimensión”, dijo en su momento Carlos Sánchez Cárdenas, diputado del extinto Partido Socialista Unificado de México.

Los vecinos del lugar aseguraron que se construyeron accesos, como un paso a desnivel sobre la carretera a Toluca, vías rápidas de comunicación, alimentación de agua potable y drenaje.

CENTRO FOX

A dos años de dejar la presidencia, Vicente Fox inauguró el Centro Fox, una instalación privada que ofrece cursos sobre liderazgo y políticas públicas, además de organizar conferencias y eventos de diferentes tipos, en donde se invirtieron más de 300 millones de pesos, reveló el ex presidente.

“Nuestro gasto corriente es de un millón de dólares (anuales) o un millón de pesos mensuales, somos 28 ‘changos’, incluidos Marta y yo… y ahora estamos juntando el fondo patrimonial para el futuro, necesitamos juntar 50 millones de dólares en estos próximos cinco años, porque yo digo por ahí que Martita se está poniendo viejita y tu servidor también, y es indispensable que dejemos esa fundación con gasolina suficiente para que camine por siempre”, dijo en una entrevista.

 

Publimetro

Comentarios

comentarios