Elimina FODARCH a “intermediarios” para garantizar mejor precio a los artesanos

Por: Sandra Dueñes Monárrez.
Chihuahua, Chih., 1 de febrero del 2019.- La directora del Fomento y Desarrollo Artesanal del Estado de Chihuahua (FODARCH), Isela Martínez Díaz explicó que a partir de que tomó la dirección de esta área del Gobierno del Estado, se buscó entablar una “nueva forma de negociación con los artesanos para poder ofrecer las artesanías que ellos elaboraban”.
Aunque “sigue siendo el mismo esquema que se utilizaba con anterioridad, lo que se ha hecho en FODARCH es eliminar los intermediarios”, con la finalidad de llegar de manera directa con el artesano que produce la pieza y se le compra al precio que él pide por su pieza.
Lo anterior permite, que “no se dé un regateo en le precio como podría establecer un intermediario con el artesano para poder comercializar la pieza y con ello obtener una ganancia”, explicó Martínez Díaz.
FODARCH compra “única y exclusivamente a productores”, por lo que a la fecha se esta haciendo lo imposible por ir eliminando a los intermediarios, esto se esto se lleva a cabo mediante las compras directas a las comunidades en la Sierra Tarahumara y también en algunos grupos focalizados en los diversos asentamientos rarámuris que se encuentran ubicados en la capital del Estado.

Isela Martínez Díaz , directora de FODARCH

A la fecha, no existe un método para decir “tú te quedas con una parte, simplemente los artesanos ponen el precio de una pieza”, es decir, cuando se va a Batopilas a comprar wares y cestería, el artesano llega con sus bultos y nos dice esto vale tanto, nosotros tenemos una negociación con ellos, más que nada para que ellos le den un valor a su producto, en donde ellos ganen, pues por lo regular los indígenas ponen precios muy bajos a sus artículos, explicó la directora de FODARCH.
Por lo regular, la negociación es para incrementar el precio de las piezas, pues muchas veces ellos no toman en cuenta el costo ni el tiempo que lleva elaborar una artesanía, por ello se busca que se ellos valoren su trabajo y esto se lleva a cabo con la capacitación constante de los artesanos, dijo.
Cabe destacar que el costo de las artesanías “no hay precios establecidos”, pues hay artesanos que ponen precios muy elevados a sus precios, por lo que FODARCH en esos casos “no los puede pagar”, este tipo de fenómenos ocurre principalmente en Mata Ortiz donde es tan subjetivo definir un precio, pues se trasladaron de hacer piezas artesanales a elaborar arte y venden la pieza en base al nombre de quien la elaboró, explicó.
FODARCH opera en base a los costos de operación que se tienen que solventar, además de que se pierde el IVA, pues los artesanos no facturan, la compra de mercancía se tiene que hacer formal con la elaboración de una factura sobre esa compra en la que se adquirió la pieza, y ese impuesto se traduce en una perdida, por lo que al final ese incremento se ve reflejado en el costo de la artesanía.
Por ello, la cantidad con la que se queda FODARCH es mínima y variable todo depende del producto, pues en algunas es el 20 por ciento, mientras que en otras es el 50 por ciento, el 60 por ciento es lo más que se obtiene de utilidad, mientras que otros negocios los comerciantes pueden obtener hasta un cien por ciento de ganancia.
Los gastos de operación de FODARCH para poder acudir hasta las comunidades de la Sierra Tarahumara a comprar artesanías están siendo subsanados por el Gobierno del Estado, por lo que se trata de comprarles a todos los artesanos, principalmente a los nuevos, es decir se busca diversificar el mercado con piezas nuevas.
Este 2018 FODARCH duplicó sus ventas, por lo que por primera vez desde su fundación se acudió a Batopilas a comprar artesanías, logrando no solamente la remodelación de su galería en la ciudad de Chihuahua, sino abriendo otra sucursal en el corazón del centro histórico de la capital, así como aperturando una más en Ciudad Juárez y buscando la remodelación de la tienda y museo que se encuentra en el poblado de Creel, además de abrir otra más en Madera.
Mediante galerías de exhibición y museos se lucen las artesanías, trayendo como consecuencia el incremento de las ventas, para poder comprar más artesanía y ofrecer capacitación de los artesanos, aseveró Martínez Díaz.
Otra de las acciones que emprende FODARCH es “servir como enlace entre empresas privadas y artesanos locales, con el objetivo de incrementar las ventas en las comunidades”, contribuyendo en el mejoramiento de la calidad de vida de la población indígena en Chihuahua.
Díaz Martínez, aseveró que FODARCH “no es una tienda que busca tener ganancias”, sino que se busca impulsar las comunidades indígenas dedicadas a la elaboración de artesanías, logrando en el 2016 a lo que va de este año crecer hasta en un 90 por ciento.
Actualmente, la plantilla laboral de FODARCH pasó de 13 a 23 personas, porque anteriormente se trabajaba solo el ámbito comercial, a pesar de ello no se contaba con vehículos propios, hecho que fue cambiando en el 2017 y 2018 pues además el presupuesto asignado se triplicó, es decir, paso de 3 millones de pesos anuales a 9 millones en el 2019.
La artesanía chihuahuense esta focalizada en dos grandes grupos, la rarámuri y de los alfareros de Mata Ortiz, además de artesanos mestizos, es decir de los cuatro pueblos indígenas existentes en la entidad son los rarámuris de quienes más se obtienen artesanías, sin embargo, se están haciendo esfuerzos importantes para rescatar la artesanía Pimas.
Esta fue uno de los motivos, que FONDARCH llevó a cabo un convenio de colaboración con los artesanos de Madera, para renovar la tienda que ya tenían, para ser un centro de acopio de artesanía Pima y empezar a fomentar la producción y apoyarlos con compra.
La artesanía Pima ya esta a la venta, cabe destacar que tanto esta etnia indígena como su arte se encuentra en peligro de extinción, para evitar esto FODARCH ya tiene focalizados a varios grupos con los que se está trabajando, en el caso de artesanos mestizos también se encuentra siendo apoyados, principalmente joyeros, gente que hace tallado de madera.

Comentarios