El “Reloj del Juicio Final” marca dos minutos para el fin del mundo

En sus 72 años de existencia, el reloj solo había estado una vez así de cerca del desastre; científicos describieron la actual era con el eslogan de “la nueva anormalidad”.

El Boletín de Científicos Atómicos, entidad creada para advertir a la humanidad su riesgo de autoexterminarse, anunció que el “Reloj del Apocalipsis” está a dos minutos del “fin del mundo”, tal como en los peores momentos de la Guerra Fría.

En 2017, las manecillas del reloj simbólico (Doomsday Clock) ya marcaban las 23:58 y en 2018 no mejoró. La lucha contra el cambio climático se frenó, las amenazas nucleares se multiplicaron y las noticias falsas consolidaron una nueva arma: la desinformación.

Los científicos describieron la actual “era sombría” con el eslogan de “la nueva anormalidad”.

En sus 72 años de existencia, el reloj solo había estado así de cerca del desastre durante una de las etapas más tensas de la Guerra Fría, en 1953, cuando tanto los soviéticos como los estadounidenses realizaron sus primeras pruebas con armas termonucleares.

Hoy, 66 años después, la humanidad vuelve a encarar su propio desastre a una distancia de tan solo 120 segundos.

Lo hace por su “falta de progresos en contener el riesgo nuclear”, ahora más complejo y múltiple, y “su retroceso en la batalla por detener el cambio climático”, alertaron los expertos.

Fin del mundo, reloj, nueva era, cambio climático,Estas dos amenazas principales -la nuclear y la climática- se volvieron más graves el año pasado por la creciente guerra de desinformación que socava la democracia en todo el mundo”, advirtió la presidenta del Boletín de los Científicos Atómicos, Rachel Bronson.

Así, la proliferación de noticias falsas en internet, junto al armamento nuclear repartido por el mundo y un cambio climático que da señales cada vez más inquietantes han generado un cóctel que “pone el futuro de la civilización en un peligro extraordinario”.

Pero no está todo perdido, la situación puede mejorar si los líderes buscan el cambio y los ciudadanos lo exigen.

“No hay razón para que el Reloj no se aleje de la catástrofe -matizó Bronson-. Lo hizo en el pasado porque los líderes actuaron bajo la presión de ciudadanos informados y comprometidos de todo el mundo”.

 

La Razón

Comentarios