McLaren presenta MCLExtreme, auto del futuro en la F1

La escudería británica lanza un proyecto de cómo sería su monoplaza en 2050; en 2015 propuso el denominado MP4-X.

De aquí al 2050 faltan 31 años, pero la escudería McLaren ya piensa en el diseño de su automóvil para la temporada de Fórmula 1 de dicho año, en el cual se celebrará el centenario del nacimiento del denominado Gran Circo, que en casi siete décadas de existencia ha visto pasar a pilotos extraordinarios, como el alemán Michael Schumacher, el brasileño Ayrton Senna o el francés Alain Prost, entre otros volantes destacados.

Ayer, los ingenieros de McLaren Applied Technologies presentaron el monoplaza MCLExtreme, una visión futurista de cómo podría funcionar el mundo del automovilismo en 2050, año en el que la inteligencia artificial ya será algo muy común.

Si bien los coches seguirán siendo manejados por personas y también tendrán cuatro ruedas, se espera que para esa época haya monoplazas eléctricos con una velocidad de 500 km/h, que tengan batería plegable moldeada junto al paquete aerodinámico, copiloto inteligente a bordo, además de que la máquina será capaz de adaptar su forma, de acuerdo con sus necesidades, gracias a una aerodinámica activa.

En alusión a los circuitos de carrera, se espera que sean más largos y anchos, que haya instalaciones de techos transparentes, para que los aficionados vivan más de cerca las acciones, así como pistas que se adapten a climas complejos y extremos.

  • El Dato: McLaren realizó talleres con estudiantes  de las mejores universidades para profundizar en la investigación.

La escudería británica señaló que realizó una investigación exhaustiva, la cual incluyó evaluar la “política internacional sobre la electrificación de los vehículos y los objetivos de emisiones” y cómo es probable que cambie la tecnología humana y de los automóviles; además de pláticas con fans del deporte motor.

McLaren realizó talleres con estudiantes de master y doctorado de las mejores universidades para profundizar en la investigación y para imaginar cómo el automovilismo podría responder a escenarios futuros. La escudería cree que los carros voladores no son opción, debido a una posible congestión aérea.

En 2015, McLaren también presentó un proyecto inspirado en el futuro: el denominado MP4-X, el cual “sería capaz de regenerarse después de un accidente”.

 

La Razón

Comentarios