Corral nos desapareció por venganza: Omar Holguín

23 de enero de 2019

La desaparición de la Secretaría de Asuntos Interinstitucionales por parte del PAN y sus partidos satélites se debe a las siguientes razones:

1. La rabieta de Javier Corral por el voto de Morena en contra de la reestructura de la deuda, el gobernador ineficaz e intolerante no soportó que hubiera oposición a que se comprometiera durante décadas al estado de Chihuahua.

2. La cólera y el pánico desatados entre los diputados panistas por el inicio del programa de atención ciudadana “Congreso  del Pueblo”, ya que desde que pasaron las campañas no han vuelto a visitar sus distritos, se sintieron rebasados y evidenciados por la puesta en marcha de un programa de gestión social que tuvo como objetivo atender a los más necesitados.

3. La actitud fascista, intolerante y de desprecio de la derecha panista hacia  quienes tenemos una ideología progresista y comulgamos con la Cuarta Transformación y el programa de gobierno aplicado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador; la derecha panista chihuahuense no soporta que exista un gobierno popular y democrático en el país, que la izquierda gobierne y por ello, de manera arrogante y soberbia, pretenden demostrar su “poder” en el estado anulando posiciones de  Morena.

4. El planteamiento que realizamos en el sentido de que se implemetara un esquema de mayor equidad y objetividad para la relación Congreso-medios de comunicación, específicamente en la asignación de convenios, poniendo el impacto y alcance de cada medio por encima del favoritismo político y la discrecionalidad.

Sin embargo, reiteramos nuestro firme compromiso de servir siempre al pueblo chihuahuense, porque concebimos el servicio público como la oportunidad de tenderle la mano al prójimo, sobre todo a los desposeídos; nos entusiasma saber que los chihuahuenses se encuentran ya sumamente politizados y que más temprano que tarde habremos de lograr un gran cambio en el estado, terminando con el amargo y desafortunado “amanecer” panista.

Omar Holguín Franco.

Comentarios