Buscan convertir en harina residuos contaminantes del tequila

Estudiantes UNAM trabajan en el aprovechamiento del bagazo del agave, que podría utilizarse en la preparación de pan, tortilla, galletas, frituras e incluso pizzas.

 

En la búsqueda de aprovechar los residuos contaminantes de la industria tequilera, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajan en el aprovechamiento del bagazo del agave para convertirlo en harina con nutrientes.

La materia prima obtenida podría utilizarse en la preparación de pan, tortilla, galletas, frituras e incluso pizzas, pero para llevarlo a la práctica, los jóvenes buscan financiamiento.

UNAM Global destaca el trabajo de Dení Grisel Cruz García y Rusty Ramírez Cos, alumnos de Biología de la Facultad de Ciencias, ya que en México la industria tequilera y del mezcal produce un millón 732 mil toneladas de residuos contaminantes.

En el proceso de producción del tequila, se le quitan las hojas al agave para dejar el corazón, también llamado piña. Ésta se corta en pedacitos y se coloca en un horno para convertir los almidones, después se exprimen y el jugo que sale es fermentado y destilado para crear el tequila y el mezcal.

Los pedazos que quedan aplastados y transformados en fibras (llamado bagazo) tienen azúcares y nutrientes que posee el agave. Estos desechos son ácidos e impiden que el suelo sea cultivable.

Algunos productores acostumbran quemar el sobrante, pero al hacerlo transforman esas toneladas de bagazo en contaminación por dióxido de carbono (CO2).

 

La Crónica

Comentarios