Nuevos alimentos y textiles sorprenden en feria tecnológica más grande del mundo

El Consumer Electronic Show (CES) se lleva a cabo anualmente desde 1967 y es un espacio de exhibición y venta de novedades para los grandes distribuidores de tecnología de todo el mundo. México estuvo presente con un pabellón en el que se exhibieron más de 30 empresas con innovaciones nacionales. Otras 20 empresas mexicanas tuvieron sus propios pabellones.

La exhibición de tecnología electrónica más importante del mundo, que concluyó este fin de semana en Las Vegas, Estados Unidos, expandió sus contenidos y sorprendió a sus visitantes pues ya no se limitó a dar a conocer lo más nuevo en electrónica sino que sirvió de foro para presentar revolucionarias novedades en producción de alimentos y nuevos materiales textiles. El Consumer Electronic Show (CES) se lleva a cabo anualmente desde 1967 y es un espacio de exhibición y venta de novedades para los grandes distribuidores de tecnología de todo el mundo. México estuvo presente con un pabellón en el que se exhibieron más de  30 empresas con innovaciones nacionales. Otras 20 empresas mexicanas tuvieron sus propios pabellones.

A lo largo de sus 51 años de trabajo, el CES ha sido el foro para presentar más de 700 mil nuevos productos. En la selección a la mejor innovación de 2019 ganó un producto llamado la Hamburguesa Imposible 2.0, cuya apariencia y sabor alcanzaron un nivel prácticamente similar a las fabricadas con carne de res, pero en este caso se utilizaron únicamente ingredientes vegetales. Esta misma hamburguesa ganó los premios a “Producto de mayor impacto global” y “Producto inesperado”.

Agencias internacionales de noticias, como la británica Reuters, reportaron que Las Vegas se convirtió durante una semana en un masivo laboratorio tecnológico, pues se pudieron mirar drones cruzando los cielos con diferentes tareas, así como vehículos autónomos circulando por las calles, robots realizando tareas en pasillos y salones públicos y máquinas impresoras 3D que fabricaron los más caprichosos accesorios y gadgets electrónicos.

En total se contabilizaron 4 mil 400 presentaciones de ideas o productos terminados y la asistencia sumó 182 mil personas.

HAMBURGUESA IMPOSIBLE. La hamburguesa imposible fue el primer alimento exhibido y puesto a competir en más de medio siglo de la feria CES, pero la justificación de este cambio tiene lógica. Desde hace más de una década los organizadores de la feria tecnológica más importante del mundo han puesto énfasis en la necesidad de que la tecnología sirva para reparar algunos de los daños más graves que la humanidad ha provocado en el planeta.

A partir de esta idea hay toda una rama de innovaciones que se llaman Innovaciones de resiliencia. La Resiliencia es un término ecológico que se refiere a la capacidad de un ecosistema de recuperarse después de haber sufrido daños, por ejemplo, después de un incendio.

Así fue como la feria aceptó que se presentara la idea de una nueva tecnología en alimentos que reduciría la huella de carbono que se genera al producir cada hamburguesa hecha con carne de res, pero que también tuviera en cuenta que los consumidores de ese producto identifican con mucha facilidad —y generalmente rechazan— los sustitutos de la carne que no tienen el mismo sabor, textura y aporta nutrimental que el ingrediente de origen animal. Así fue como el desarrollo de la Hamburguesa Imposible 2.0 se convirtió en un reto para la compañía Impossible Foods y recurrió al conocimiento y habilidad de chefs y científicos hasta desarrollar su carne vegetal.

“Era muy importante presentar este alimento en CES porque, gracias al enorme interés que hay en todo el mundo por los avances en electrónica, se ha convertido en la más importante plataforma de lanzamiento de nuevos productos que rápidamente llegan al mercado y son adoptados por los consumidores. Desde aquí podíamos hacernos visibles y revolucionar una de las actividades que comparte toda la humanidad: la alimentación y la manera de producir nuestra comida”, explicó Patrick O. Brown, fundador de la compañía que fabricó la Hamburguesa Imposible. El emprendedor dijo que todo su modelo de innovación se hizo imitando cómo han sido fundadas y cómo han crecido las empresas electrónicas de la región llamada Silicon Valley, en California.

“Hace dos años hicimos grandes esfuerzos de laboratorio para poder tener una imagen de las moléculas que forman parte de la carne procesada que consumimos. A partir de ahí comenzamos a hacer algunas imitaciones basadas en productos vegetales que fueron ofrecidas a los mejores restaurantes del mundo como carne para hamburguesa. Ahora, esta segunda semana de enero, hemos hecho el lanzamiento mundial de una nueva hamburguesa que se puede vender masivamente con sabor y textura prácticamente igual a la carne de res”, añadió el estadunidense.

TECNOLOGÍA EN ROPA. Otra de las áreas en las que la tecnología para el consumo presentada en la CES 2019 rebasó las fronteras de lo electrónico es la tecnología de textiles y ropa. Dos de los ejemplos que fueron más comentaros fueron la ropa interior para hombres que permite que dentro de los testículos se mantenga la movilidad de los espermatozoides y las medias para mujer que resisten rasgaduras.

Las medias, que fueron presentadas como “medias indestructibles”, están hechas con nanofibras de carbono similares a las que se usan para fabricar chalecos antibalas. Sus creadores son tecnólogos de la compañía Sheertex, basada en Ontario, Canadá y afirman que el material también es resistente al fuego, pero que al mismo tiempo es como para usar como ropa interior femenina.

“La aportación tecnológica de nuestra compañía fue hacer de estas nanofibras de carbono el componente de una tela tan delgada como flexible”, explicó Natalie Catania, líder de Sheertex para la presentación de esas medias que cuestan casi 2 mil pesos mexicanos pero que aseguran resistir decenas de puestas más que las convencionales.

Otra de las innovaciones en textiles fue un nuevo tipo de tela con la que se fabrica ropa interior masculina que protege la fertilidad de los hombres. Se trata de un tipo de tela hecha con fibras de algodón y nanofibras de plata que ha sido probada para rechazar la radiación de los teléfonos celulares que son colocados en contacto cercano con la tela. De este modo fueron fabricados unos bóxers llamados “Espartanos” que protegen los testículos de la radiación a la que estarían expuestos cuando los varones portan el teléfono celular en los bolsillos de los pantalones.

La misma ropa interior, gracias a sus materiales, permite que los testículos se mantengan en una temperatura que permite que los espermatozoides tengan suficiente movilidad, pues ésta es una de las variables más importantes para garantizar la posible fecundación de óvulos en una pareja que busca concebir descendencia.

MEXICANOS INNOVADORES. La feria de innovaciones CES 2019 tuvo, un año más, presencia mexicana reunida en el pabellón llamado MX en CES Makes Sense (México en la CES Tiene Sentido).  Las empresas mexicanas que se reunieron en ese espacio tienen fortaleza en campos como Internet de las Cosas, tecnologías financieras y ciberseguridad. Algunas de las empresas participantes son NXTIoT, AirTM, Smart Software BA y Explora ADN.

La iniciativa de conformar un pabellón de expositores mexicanos en el CES se hizo con financiamiento de organizaciones educativas entre las que destacan los institutos tecnológicos de Estudios Superiores de Occidente y de Estudios Superiores de Monterrey, empresas tecnológicas como Softec e Instagram, a las que se suma el sector público en diferentes niveles.

2018 fue el primer año que México se presentó en el CES. La delegación mexicana estuvo compuesta por 20 startups nacionales entre las que destacaron: Levelgas, Happinss, Kryo, Motebo, entre otras empresas.

“Los actores principales de este pabellón son las empresas tecnológicas mexicanas “, informó el presidente de Industrial Cluster 4.0, mientras que Ricardo Saucedo Gallaga, participante también durante la primera edición de MX en CES explicó por qué es trascendente tener un pabellón mexicano en CES: “No solamente es representar a México y venir acá, es realmente llevar ese impulso, mostrarle a todas las empresas y los emprendedores mexicanos que es posible”.

“En 2018 se dio ese parteaguas, de mostrarle al mundo quiénes somos como mexicanos y logramos hacer algo mucho más importante todavía: vinimos varias empresas, algunas de las cuales hacemos productos muy similares, pero logramos destruir brechas para conformar el equipo México. Así, como nosotros somos el equipo México, tenemos que poner a nuestro país en alto”, aseguró Saucedo Gallaga y concluyó: “Yo los invito a que, igual que el año pasados, destruyamos todas las barreras y demostrar todo aquello de lo que México es capaz”.

De acuerdo con la publicación especializada en negocios MyPress.mx, algunos ejemplos de lo que hacen las empresas mexicanas que estuvieron presentes en el CES 2019 son los siguientes:

La empresa Next IoT, que se dedica principalmente a la integración y a la distribución de Internet de las Cosas para usuarios en México y  América Latina. Su prioridad son los servicios públicos, por eso ofrecen soluciones para la medición de agua, energía eléctrica y gas en ciudades y comunidades.

Otra empresa, llamada AirTM, es una plataforma de pares (peer-to-peer) e incluye una billetera en dólares, para que cualquier persona en cualquier parte del mundo pueda hacer ahorros en tal divisa. Además, la plataforma permite cambiar el tipo de moneda, por ejemplo, si se tiene dinero en el sistema PayPal y se desea cambiar a dólares, pasar por las tarjetas de regalo de Amazon o llevar a cabo un depósito en reales en Brasil o realizar un retiro en euros en Alemania.

Por su parte, la mexicana Smart Software BA se dedica al desarrollo tanto de software como de hardware y, a partir de 2017 comenzó a poner particular énfasis en el desarrollo de productos integradores de Internet de las Cosas, en temas de ciudades inteligentes, vehículos conectados; asimismo seguimiento y monitoreo de inventarios en interiores.

Un cuarto ejemplo es la historia de Explora ADN, otra de las tecnologías mexicanas presentes en el mayor evento de tecnología del mundo. En este caso, la empresa expuso un paquete que, a partir de una muestra de saliva, determina prevalencias y detecta de manera temprana la obesidad y la diabetes, además de la propensión de ciertos tipos de ejercicios para potenciar la eficiencia en los resultados de los mismos.

Científicamente comprobado y adecuado a las condiciones de la población mexicana, es una prueba no invasiva, barata porque cuesta alrededor de 2 mil 500 pesos y cuyos resultados son entregados al cliente en una semana.

CES 2019 recibe firmas mexicanas especializadas en Internet de las Cosas, tecnologías financieras y soluciones para hacer una realidad el concepto de humanos 2.0. Lo anterior, gracias a las gestiones y el apoyo del grupo 4.0 Industrial Cluster, cuya misión es contribuir a dar a conocer internacionalmente estas compañías disruptivas mexicanas adscritas a la industria 4.0.

 

La Crónica

Comentarios