Pero una revisión realizada por la Unidad de Datos de SinEmbargo revela que seis de los miembros del equipo cercano a AMLO aún no tienen su declaración patrimonial pública. Los funcionarios son: Olga Sánchez Cordero, Josefa González Blanco Ortiz Mena, Esteban Moctezuma Barragán, Julio Scherer Ibarra, Alejandro Gertz Manero y Luis Antonio Ramírez.

El gabinete Legal y Ampliado del Presidente Andrés Manuel López Obrador quienes no han hecho pública su declaración patrimonial ante la Secretaría de la Función Pública (SFP), la mayoría de los funcionarios decidieron no transparentar el valor de su patrimonio, ninguno informó sobre los bienes de sus cónyuges y/o dependientes económicos y otros optaron por no difundir sus conflictos de interés.

De acuerdo con el Registro de Servidores Públicos de la SFP, son seis los funcionarios que no tienen declaración patrimonial pública: Olga Sánchez Cordero, Josefa González Blanco Ortiz Mena, Esteban Moctezuma Barragán, Julio Scherer Ibarra, Alejandro Gertz Manero y Luis Antonio Ramírez.

La declaración patrimonial tiene cinco rubros principales: el ingreso mensual, bienes inmuebles, bienes muebles, inversiones y automóviles.

Ninguno de los integrantes del gabinete actual informó sobre los ingresos de sus cónyuges; sólo seis informaron el valor de sus bienes inmuebles; siete lo hicieron de sus bienes muebles y sólo 11 lo hicieron de sus inversiones.

Nueve decidieron no publicar si tienen un conflicto de interés o no, cuando ese fue uno de los principales problemas que afrontó la administración del ex Presidente Enrique Peña Nieto. Esto es la posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los Servidores Públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios.

De acuerdo con los artículos 32 y 33 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas todos los Servidores Públicos están obligados a presentar declaraciones de situación patrimonial y de intereses. A partir de este mes de abril con la entrada en vigor de las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción, las declaraciones se vuelven obligatorias y además entrarán nuevos formatos con campos que no podrán omitirse.

La declaración patrimonial del Presidente que entregó a SinEmbargo.

SinEmbargo hizo una revisión de las 26 declaraciones del gabinete de López Obrador y sobresale el hecho de que los funcionarios no cumplieron en mayoría con informar sobre el monto y moneda de sus bienes y por lo tanto la información es parcial.

El viernes en conferencia de prensa, el Presidente aseguró que luego de que él presentara su declaración –lo hizo ese mismo día– lo haría el resto de su gabinete para seguir “la regla de oro de la democracia” que es la transparencia.

“Y todos van a presentar su declaración de bienes y se va a hacer pública. Todos sin excepción. Y lo van a hacer por convicción porque los que fueron convocados para trabajar en el gobierno son gentes honestas. Puede darse el caso, por qué no, de que tengan bienes, pero ese dinero, esos bienes materiales son fruto del trabajo honrado. Entonces, no hay por qué ocultar lo que se tiene”, dijo.

LOS INGRESOS Y LOS BIENES INMUEBLES

De esta primera revisión, sobresalen algunos datos: Alfonso Durazo decidió no hacer públicos sus conflictos de interés; Irma Eréndira Sandoval informó poseer un reloj valuado en 50 mil pesos; Román Meyer Falcón declaró como bien mueble solo un refrigerador; Blanca Elena Jiménez Cisneros posee un departamento con valor de 438 mil 700 euros y cinco inversiones bancarias por 112 mil 728 en esa misma moneda; la última declaración patrimonial de Alejandro Gertz Manero data de 2004 cuando estaba en la Secretaría de Seguridad Pública y Manuel Bartlett no informa de dónde obtiene mensualmente 156 mil 176 pesos.

Y por ingresos, de acuerdo con lo declarado es Bartlett quien dirigirá la Comisión Federal de Electricidad el que más ingresos tiene: 313 mil 924 pesos compuestos por su cargo público, actividades financieras y “otros”.

Le siguen Víctor Villalobos Arámbula de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, que percibe 255 mil 265 pesos; Maria Luisa Albores de la Secretaría de Bienestar con 219 mil 893 pesos; Alfonso Durazo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana con 208 mil 376 pesos; Jorge Carlos Alcocer Varela de la Secretaría de Salud con 184 mil 897 pesos, Octavio Romero Oropeza con 191 mil 387 pesos y Jiménez Cisneros con 183 mil 292 pesos compuestos por su cargo público, servicios profesionales y “otros”.

En cuanto a los bienes inmuebles, 17 funcionarios decidieron no publicar el valor de sus posesiones, pero por cantidad, Villalobos Arámbula es quien más posee: tiene cuatro casas de 4 mil 073 metros cuadrados, otra de 200 metros cuadrados y dos de 112 metros cuadrados cada una. También tiene departamento de 96 metros cuadrados, un terreno de 9 mil 895 metros cuadrados y un local de 208 metros cuadrados. Él no dio a conocer el valor de todos esos bienes.

Irma Eréndira Sandoval sigue en la lista con seis propiedades (tres departamentos y tres casas) de las que no informa el valor; Romero Oropeza también con seis propiedades (dos departamentos, tres terrenos rústicos y una casa) valuados en 35 millones 974 mil 526 pesos, Manuel Bartlett con cinco propiedades (dos edificios y tres locales) valuados en 8 millones 052 mil 025 pesos y finalmente, Jiménez Cisneros que solo incluyó el valor de un departamento de 113 metros cuadrados de 438 mil 700 euros. También tiene una casa de 955 metros cuadrados y un departamento de 154 metros cuadrados.

En cuanto a los bienes muebles, en comparación con los inmuebles, más funcionarios decidieron no informar sobre el valor de sus bienes: 19 no hicieron público el valor de sus pertenencias.

La mayoría informaron sobre sus menajes de casa, joyas, obras de arte, membresías a clubes, ganado, esculturas y bibliotecas.

La titular de la Conagua tiene siete inversiones bancarias: cinco en euros que hacen un total de 112 mil 728 euros, otra por 68 mil 832 euros y una más con 109 mil 941 pesos.

Germán Martínez, en cantidad de inversiones es el que más posee: nueve bancarias, tres fondos de inversión y una a organizaciones privadas, pero se desconoce el monto.

*Los nombres de las secretarias Nahle García y Jiménez Cisneros no aparecen en los gráficos porque subieron su declaración después

SinEmbargo