Bolsonaro va contra la ideología de género

Pone a Dios por encima de todo

Jair Bolsonaro, que asume el poder, reivindica la propiedad privada y promete combatir la ideología de género; pone en relieve las tradiciones judeocristianas.

 

Al rendir protesta como nuevo presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro prometió proteger la democracia brasileña liberándola de “anclajes ideológicos” y ratificó algunas de sus promesas electorales, como “combatir la ideología de género” y “poner en valor las tradiciones judeo-cristianas”.

Ante el Congreso Nacional, indicó que su prioridad será “proteger y dar vigor a la democracia brasileña”, después de una serie de gobiernos “irresponsables” que condujeron al país “a la mayor crisis ética, moral y económica de su historia”.

“Tenemos la oportunidad de rescatar a nuestro país y la esperanza de nuestros compatriotas. Vamos a unir al pueblo y a poner en valor las familias y las tradiciones judeo-cristianas. Brasil volverá a ser un país libre de anclajes ideológicos”, dijo.

“El sesgo político”, recalcó, es lo que convirtió al Estado brasileño en “ineficiente y corrupto”, por lo que se propuso acabar con esta parcialidad ideológica haciendo “reformas estructurales que serán esenciales para la salud financiera y la sostenibilidad de las cuentas públicas”.

“Tenemos una oportunidad única de rescatar a nuestro país y la esperanza de nuestros compatriotas. Vamos a unir al pueblo y a poner en valor las familias y las tradiciones judeo-cristianas. Brasil volverá a ser un país libre de anclajes ideológicos”

Jair Bolsonaro

Presidente de Brasil

Prometió acabar con “la ideología de género” en las aulas para preparar a los alumnos hacia el mercado de trabajo, no para la militancia política.

Bolsonaro reconoció que éste será “un trabajo arduo” pero confía en que contará con el apoyo de la ciudadanía. “Brasil iniciará un nuevo capítulo de su historia en el que volverá a ser visto como un país fuerte y pujante (…). Brasil por encima de todo y Dios por encima de todos”.

Sus palabras fueron elogiadas por su par estadounidense, Donald Trump: “Felicitaciones al presidente Jair Bolsonaro, quien acaba de pronunciar un gran discurso de toma de posesión. ¡Cuente con EU!”, escribió el magnate en Twitter.

El líder brasileño tomó posesión en una solemne ceremonia en el Congreso, en Brasilia, en la que tanto él como su vicepresidente, Hamilton Mourao, hicieron votos por proteger la Constitución.

El nuevo mandatario subió a la rampa hacia el Palacio presidencial de Planalto, aclamado por miles de personas, poco después de jurar el cargo.

En lo alto, era esperado por el presidente saliente, Michel Temer, quien le saludó al tiempo que Bolsonaro era ovacionado por una multitud congregada y por otros cientos de dirigentes políticos e invitados que esperaban en el interior del recinto.

Una vez en la sede del gobierno, Bolsonaro recibió de manos de Temer la banda presidencial y volvió a dirigirse al pueblo en el Parlatorio, una suerte de balcón del Palacio presidencial.

Acompañado por su esposa, Michelle, designó oficialmente a sus 22 ministros y continuó el programa en el Palacio de Itamaraty, donde dio una recepción a los representantes internacionales. Asistieron 10 jefes de Estado y de gobierno, incluido el presidente boliviano, Evo Morales.

“Acompañamos en su posesión al hermano presidente, Jair Bolsonaro, con la convicción de que las relaciones Bolivia-Brasil tienen raíces profundas de lazos de hermandad y complementariedad de nuestros pueblos”, escribió en Twitter el líder indígena.

  • El Dato: Con la destitución de los fiscales que investigan el caso Lava Jato en Perú, el presidente Martín Vizcarra volvió de Brasil y canceló su asistencia a la asunción de Bolsonaro.

La Razón

Comentarios