The Sun saca a la luz una fiesta en la que los jugadores del Arsenal consumen ‘hippy crack’

Aubameyang, Özil, Guendouzhi o Lacazzette aparecen inhalando el gas de la risa, una sustancia cuya venta a menores está prohibida en Inglaterra.

The Sun ha filtrado un vídeo en el que algunos jugadores del Arsenal aparecen de fiesta en una discoteca llamada Tape Club. Beben vodka y champagne por valor de más de 2.000 euros cada botella, alcanzando una cuenta cercana a los 30.000 euros. Sin embargo, en las imágenes se aprecia claramente como muchos de los integrantes de la plantilla aparecen inhalando ‘hippy crack’, una especie de ‘gas de la risa’.

Los jugadores del Arsenal, consumiendo 'hippy crack' durante la fiesta.

Dicha sustancia es óxido nitroso y aunque no es ilegal poseerla en Inglaterra, sí que es ilegal venderla a menores de 18 años. Esta droga se puso de moda en Reino Unido hace unos años. Se vendía en latas y se inhalaba por medio de globos corrientes.

Portada del diario británico The Sun de día 7 de diciembre de 2018.

En el vídeo, grabado pocos días antes de comenzar la temporada (en agosto), se ve a más de media docena de futbolistas del conjunto gunner alrededor de una mesa, algunos sentados en un sofá y otros de pie. Durante la grabación filtrada, se puede ver cómo Pierre-Emerick Aubameyang, Alexandre Lacazette, Mattéo Guendouzi, Sead Kolasinac y Mesut Özil consumen dicha sustancia con el consentimiento de los trabajadores del local. También están con ellos Skodran Mustafi y Henrikh Mkhitaryan, aunque a estos dos últimos no se les ve hacer uso de ningún globo durante el vídeo.

En el caso de Guendouzi, por ejemplo, se puede ver cómo se desploma en el sofá, al parecer inconsciente, durante unos instantes. Y es que el ‘hippy crack’ suele tener un efecto de duración de un minuto, pero sus riesgos son muy altos, ya que pueden provocar la pérdida de coordinación, pérdida de conciencia, e incluso la muerte debido a la falta de oxígeno que llega al cerebro.

El jugador del Arsenal, Mattéo Guendouzi, desmayado tras consumir 'hippy crack'.

Según las fuentes consultadas por el diario británico, los jugadores requisaron a todos los invitados el teléfono móvil (ellos eran los únicos que podían llevarlo) y muchos de ellos acabaron la fiesta a las cuatro de la mañana, abandonándola en un Mercedes negro con algunas de las 70 mujeres que asistieron.

Una conducta que seguro que no gustará nada a Unai Emery, que a principios de temporada les prohibió tomar zumos de frutas porque contenían mucho azúcar.Seguro que no le habrá gustado nada enterarse de esto. Falta por ver si los jugadores salen a pedir disculpas por su comportamiento. Mientras tanto, el club ha advertido en un comunicado que tomará medidas: “Se hablará con los jugadores sobre este incidente y se les recordarán sus responsabilidades como representantes del club”. Queda por ver si se les impone una sanción, ya que se trata de los pesos pesados de la plantilla.

Muchos jugadores han sido pillados con ‘hippy crack’

Hace unos años, cuando más de moda estaba la droga y más permisivo se era con su venta, muchos futbolistas fueron cazados, como Kyle Walker en 2013, Raheem Sterling en 2015 (dos veces), Jack Grealish en 2016 o Gabriel Agbonlahor (también en 2016). Este último fue fotografiado con chicas y latas de ‘hippy crack’ (antes fáciles de conseguir en internet a un precio muy barato) durante una fiesta en un hotel. El capitán del Aston Villa por aquel entonces fue suspendido de empleo y sueldo y este verano se ha quedado sin equipo al finalizar su contrato.

as

Comentarios

comentarios