¿Qué derechos tendrán las trabajadoras domésticas?

-Senadores de todos los grupos parlamentarios proponen reformar la Ley Federal del Trabajo para garantizar seguridad social y económicas a quienes realizan labores de aseo, cuidado y asistencia.

El maltrato a las trabajadoras del hogar no siempre es físico, pero siempre es laboral… y está permitido por la ley.

Actualmente, la Ley Federal del Trabajo no contempla horarios definidos, remuneración justa y equitativa ni pago de prestaciones como aguinaldo o seguridad social, etc. para quienes se dedican a esas labores.

Para revertir la situación, senadores de todos los grupos parlamentarios suscribieron este miércoles una iniciativa que pretende dignificar la labor doméstica remunerada mediante una reforma a esa Ley.

La iniciativa propone otorgar todos los derechos y prestaciones sociales a trabajadores del hogar y prohíbe la contratación de adolescentes menores de 15 años de edad para realizar labores domésticas.

“Si bien la legislación laboral reconoce el trabajo del hogar remunerado, incluso desde la misma Constitución, en realidad se trata de un marco jurídico discriminatorio: la Ley Federal del Trabajo lo evidencia dándoles un trato diferenciado a las personas trabajadoras del hogar con acceso a menos derechos en comparación con otros trabajadores”, afirmó la panista Xóchitl Gálvez, una de las promoventes.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, en México había dos millones 252,000 personas que se dedicaban al trabajo doméstico remunerado hasta el tercer trimestre de 2018; de ellas, 93% eran mujeres.

Desde hace varias legislaturas, el Senado ha buscado mejorar los derechos de las personas trabajadoras del hogar. Principalmente, ha solicitado al Ejecutivo enviar a ratificación la firma del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el trabajo decente para las y los trabajadores domésticos, pero esto no ha sucedido.

Objetivos de la iniciativa

La propuesta plantea reformar diversos artículos de la Ley Federal del Trabajo para otorgar todos los derechos y prestaciones sociales a quienes se dedican al trabajo doméstico y prohíbe la contratación de adolescentes menores de 15 años de edad.

Entre sus objetivos están:

• Definir a la persona trabajadora del hogar como toda persona que, de manera remunerada, realice actividades de aseo y cuidado, asistencia y demás, en el marco de una relación laboral y no lucrativa.
• Prohibir la contratación de personas menores de 15 años y que cuando se contrate a adolescentes mayores de 15 años, sus jornadas no excedan de seis horas diarias y 36 horas semanales.
• Contratación por escrito que incluya, como mínimo, dirección del lugar de trabajo habitual, fecha de inicio, duración y término, tipo de trabajo a realizar, remuneración y periodicidad de los pagos, horas de trabajo, pago de vacaciones, períodos de descanso diario y semanal según sea el caso.
• Suministro de alimentos y de alojamiento cuando proceda, como una prestación y no como parte del salario.
• Las jornadas de trabajo no podrán exceder las ocho horas diarias y, cuando excedan, deberán de considerase como horas extra, en el caso de personas trabajadoras que residan en el domicilio donde laboran.
• Las personas trabajadoras del hogar deberán contar con las prestaciones preestablecidas en la ley, como vacaciones, prima vacacional, pago de día de descanso, acceso a seguridad social y aguinaldo.

La senadora Xóchitl Gálvez remarcó en entrevista que un marco legal adecuado es condición mínima indispensable para terminar con los tintes de esclavitud vigente que viven las personas que realizan trabajo doméstico remunerado.

 

ADN político

Comentarios

comentarios