La mesa del rincón

Elegancia política desparramaron Rocío Reza y Maru Campos durante el registro de la primera para pastorear el rebaño azul con miras al 2021.

Tras las patadas de mula que se prodigan muy a menudo felices y no tan felices, las aguas tomaron un cauce que, por lo menos de fachada, augura tregua en el corto plazo.

Ambas pitufas, más enemigas que rivales, tienen gran influencia dentro y fuera del partido. Si son capaces de mostrar civilidad y evitar la ruptura, las gallinas pondrán los huevos más grandes en la tan ansiada sucesión gubernamental.

Por cierto, hablando de gallitos, la rival más fuerte para el CDE del PAN, reconoció solo a dos plumíferos para relevar  a Maru en la alcaldía. Se trata de Miguel Riggs y Miguel Latorre, a los que aseguró tenderles piso parejo.

Desde las catacumbas gomezmorinianas nos aclaran que no es un par, sino un póker los que la quieren. La diputada Georgina Bujanda trae los espolones muy afilados, y Marco Bonilla es un gallo muy jugado. Así que el chico palacio y el pelón (¿moreno?) no la tienen tan peladita.

A donde los frentes fríos están llegando con temperaturas congelantes es al interior de Morena, el partido de moda. Fuentes poco dignas, con eso de que provienen de sus hermanos mayores (entiéndase viejo y ex nuevo PRI), nos cuentan que la guerra fratricida está en marcha.

Los hijos del reyismo buscan inflar (o usar) a Juan Carlos Loera, virtual embajador de López Obrador para operar los programas sociales. Los radiólogos estudiosos de esa cofradía sugieren que batirán atole con el juarense hasta que se lleguen los tiempos; de ahí, correrán por su rumbo y tomarán el control de la agrupación política UC, que incuba el ex abogado acerero.

La siniestra idea es descarrilar al todavía diputado federal y presionar un face to face con el senador Pérez Cuéllar. Que la lana no es problem, se jactan de estar sentados sobre 37 kilotones que aguardan desde el 2015. Lo que ignoran es que por aire corre otro híbrido 4×4 y busca las mismas siglas.

Lo más seguro, infieren los acólitos del futurismo, es que el turista chihuahuense más buscado tendrá entenado en la boleta electoral.

Comentarios

comentarios